¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

jueves, 27 de febrero de 2014

HISTORIA DE LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA

27 de febrero de 1939, hace 75 años. Los gobiernos de Gran Bretaña y de Francia reconocieron oficialmente al de Franco y Manuel Azaña, que había pasado ya a Francia tres semanas antes, dimitió como presidente de la República.

Y lo hizo dirigiendo una carta al presidente de las Cortes de la República, Diego Martínez Barrio, un documento histórico excepcional:

"El reconocimiento de un Gobierno legal en Burgos por parte de las potencias, singularmente Francia e Inglaterra, me priva de la representación jurídica internacional para hacer oír de los Gobiernos extranjeros, con la autoridad oficial de mi cargo, lo que no es solamente dictado mi conciencia de español, sino el anhelo profundo de la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Desaparecido el apartado político del Estado, Parlamento, representaciones superiores de los partidos, etc., carezco, dentro y fuera de España, de los órganos de Consejo y de acción indispensables para la función presidencial de encauzar la actividad de gobierno en la forma que las circunstancias exigen con imperio. En condiciones tales, me es imposible conservar ni siguiera nominalmente mi cargo al que no renuncié el mismo día que salí de España porque esperaba ver aprovechado este lapso de tiempo en bien de la paz.

Pongo, pues, en manos de V.E., como presidente de las Cortes, mi dimisión de presidente de la República, a fin de que se digne darle la tramitación que sea procedente"

Era la última expresión de dignidad del político vencido, de quien buscaba, sin conseguirlo, "una paz en condiciones humanitarias, para ahorrar a los defensores del régimen y al país entero nuevos y estériles sacrificios"

Y frente a él, el vencedor, Franco, los militares, las autoridades civiles y la Iglesia católica con su "rendición sin condiciones", el aniquilamiento del régimen republicano y de sus partidarios.

Azaña murió en el exilio, el 3 de noviembre de 1940; Franco, en la cama de un hospital, cerca de su casita de El Pardo, 35 años después.


sábado, 22 de febrero de 2014

POEMA DEDICADO A ANTONIO MACHADO

Decía el poeta en su poesía relato
Que su eran recuerdos de un patio de Sevilla
Donde madura el limonero
Su juventud, veinte años en tierras de Castilla
Y algunos datos que recordar no quiero

Recordamos la figura del poeta
Fiel siempre a sus ideas,
Testigo de una generación
Previa a una revolución

Siempre firme a sus ideas
Como ese olmo seco
Que, a pesar del tiempo,
Recuerda el momento
Con un susurro eco

Se oye su último recital
Cuando llegue el día del último viaje
Y esté al partir la nave que nunca ha de tornar
Me encontraréis a bordo, ligero de equipaje
Casi desnudo
Como los hijos de la mar

Murió en Francia solo, huérfano y exiliado
dejando a su infancia, su juventud y su vejez abandonadas
juanto a su corazón que permanecía fiel a la España republicana
Frente a la nueva España creada por el bando sublevado

¡Qué mejor homenaje a este poeta
Que en su funeral
Realizar con sus poesías un recital
A un hombre de proeza!

porque, a pesar de todo,
ANTONIO MACHADO,
NADA NI NADIE HA SIDO OLVIDADO
HOY COMO CADA DÍA
SIGUE PRESENTE TU POESÍA


jueves, 20 de febrero de 2014

LA MONTAÑA


Estoy congelado. Ya no siento los pies y las manos se me llenan de escarcha.  A pesar de los guantes y el abrigo, el viento helado me penetra y me congela el corazón. Me estoy mareando. Debe ser por la falta de oxígeno…
Era sábado. Pedro y yo habíamos decido irnos con el coche a la sierra de Guadarrama para escapar de la monotonía y el ruido de las calles de Madrid y cambiar de aires. Así que empacamos los abrigos, las botas y los equipos de escalada y nos dirigimos a la sierra.

Llegamos a la sierra después de dos horas interminables. Aparcamos en la recepción del hostal, cogimos nuestras cosas, dejamos las maletas y nos preparamos para dar un paseo por la sierra madrileña.
Tras instalarnos, decidimos hacer un poco de ejercicio. Así que, cogimos el equipo de escalada y empezamos nuestra aventura.

Empezó a nevar y un viento helado nos impedía movernos. Perdidos en una vorágine de viento y nieve, empezamos a caminar sin rumbo y sin dirección. Cada vez hacía más frío. De nada servían los abrigos, los gorros y las botas. La nieve penetraba toda barrera física hasta contactar con la carne.
Estamos perdidos en un océano de nieve. No tenemos ningún rumbo ni ninguna dirección que seguir: somos un barco en medio de una tempestad que se agita a merced de la tormenta, sin que nosotros podamos hacer nada para controlarlo.

Seguimos andando buscando un lugar donde resguardarnos. Empezamos a palpar la fachada de la montaña, buscando una grieta, una cueva donde poder refugiarnos de esta tormenta. Cada vez hacía más frío y ya no sentía los pies y mis manos empezaban a volverse azules. Caminar era una misión imposible: la nieve seguía cayendo, había borrado nuestras huellas con su manto blanco  y ralentizaba nuestra marcha.
Cogí el móvil en un vano intento de llamar a emergencias. La primera vez no funcionó. Volví a llamar. Esta vez sí tuve suerte.

-          -¿Emergencias?
-         - Si. Hola. Somos dos montañeros que nos hemos perdido en el parque de Peñalara.
-         - No pierda la conexión. Intentaremos localizarlos.

Seguimos caminando sin rumbo fijo mientras explicaba a voces nuestra situación al 112. Llegamos a la cara de la montaña, buscando una cueva donde  resguardarnos. Por fin, encontramos una grieta en la montaña. 

Pedro se desplomó por el cansancio y tuve que arrastrarle hasta el interior. Cada vez nos costaba más respirar y temblábamos de frío. Nos abrazamos en un desesperado intento de entrar en calor.
La oscuridad se cernió sobre mí y cerré los ojos aceptando mi destino.

Pedro despertó en el hospital. Tras el impacto inicial, empezó a recordar: estaba junto a Juan en el parque de Peñalara, habían ido de excursión y, mientras estaban subiendo la montaña, les sorprendió una tormenta de nieve. Se habían refugiado en una grieta tras vagar sin rumbo fijo y esperó junto a Juan el fin.

No recordaba nada más. Una enfermera entró en la habitación

-          Por fin estás despierto- saludó- Has tenido mucha suerte.

-          -¿dónde estoy?- preguntó Pedro.

-          En el Hospital de la Paz, en Madrid. Te trajo una ambulancia de la Cruz Roja. Estabas congelado con una leve hipotermia, pero ya estás recuperándote y volviendo a entrar en calor. Los bomberos y la Guardia Civil os encontraron a última hora de la noche. Menos mal que pudisteis refugiaros en una grieta de la montaña.

-         - ¿y mi compañero?- preguntó Pedro.

-          -También sobrevivió- respondió la enfermera. Pedro respiró aliviado: los dos se habían salvado- Sin embargo…

Pedro contuvo la respiración. ¿Qué había pasado? ¿Dónde estaba  Juan?

-          -Tu compañero tenía una hipotermia severa. No hemos podido hacer nada a pesar de que lo trasladamos urgentemente en helicóptero al hospital: La Cruz Roja intentó reanimarlo… Lo siento.


Juan se había ido para siempre. ¿Por qué? ¿Por qué él había sobrevivido y Juan ya no estaba?


domingo, 16 de febrero de 2014

No Volverán. La Revolución venezolana ahora.

La revolución bolivariana nos encontró, a muchos cuadros y militantes revolucionarios, dejando en la última década de lado, la formación de las generaciones de relevo. Allí reside una de las causas por las cuales resulta tan difícil ubicar cuadros tecnopolíticos, calificados para la gestión y adecuadamente formados políticamente. Por ello, robándonos horas de sueño, descanso y de vida familiar, consideramos importante escribir un texto problematizador que le permitiera a las nuevas generaciones adentrarse en el proceso caótico y multireferencial de construcción de la revolución bolivariana.
Este es un texto crítico sobre la izquierda, los militares y los patriotas. Quienes venimos de la izquierda lo hacemos desde múltiples experiencias hermosas que nos permitieron aprender haciendo, pero a decir verdad no nos posibilitaron "el asalto al poder". Al contrario éste nos resulte esquivo. Por ello, buena parte del trabajo constituye una crítica – autocrítica revolucionaria sobre nuestras experiencias diversas.
Pocos esfuerzos hacemos los revolucionarios por sistematizar nuestro recorridos y acumulados. Este texto pretende presentar la herencia libertaria que nutre la revolución bolivariana desde la perspectiva crítica de nuestros puntos de vista. No puede ser interpretado como un ejercicio historicista, que ajusta su rigor técnico – científico a la presentación exhaustiva de los hechos tal como los relatos oficiales los han dispuesto en los anaqueles de las academias.
El presente documento es una pequeña crónica de nuestra revolución que a dos manos, unos inexpertos reparadores de la historia, hemos querido reconstruir. Sin la arrogancia característica de quienes se creen dueños de interpretacines absolutas y definitivas, no pretendemos ser agentes de discordia sino promotores, catalizadores del debate estratégico – político entre revolucionarios, en aras del reconocimiento de nuestra especificidad.
Por otra parte, resulta significativo y emblemático que muchos de los militares de contrainsurgencia luego dirigieran buena parte de la lucha revolucionaria. Ello implicó, una aproximación reflexiva y por ende de revisión de paradigmas cívico militar cuyas aristas no han sido aprovechadas pedagógicamente aún. Otro tanto ocurrió con los nacionalistas quienes tuvieron que aprender aceleradamente que los sueños demandan una buena dosis de lógica política y de tiempos de ejecución.
Estos aspectos nos parecen profundamente enriquecedores, porque nos permiten develar la unidad en la diversidad que se expresa en el movimiento bolivariano, lo cuál eleva mucho más la valoración que desde cualquier ángulo se le haga al líder del proceso. Hugo Rafael chávez Frías es una suerte de director de orquesta sinfónica que bajo su tutela ha propiciado la construcción de una hermosa melodía rebelde y justiciera: la revolución bolivariana.
De acá que en la presente edición realizamos un esfuerzo síntesis que conjuga la fragua de la revolución bolivariana más allá del 4 F y del triunfo electoral de Hugo Chávez y el bloque del cambio en el 98. Hemos excavado en las profundas vetas del recorrido precedente, referenciado a los primero intentos democráticos de fines de 1940 cuando Gallegos es separado del gobierno.
Continuamos nuestro tránsito histórico revisando los vaivenes de la experiencia de la democracia representativa y petrolera que durante más de cuarenta años instaló en el poder a una jerga rancia de lacayos del imperio. Años en los que también, las fuerzas revolucionarias se debatían en la dicotomía lucha armada – práctica democrática.
Más adelante se hace referencia a lo que nos atrevemos a llamar, los hitos estelares de la revolución bolivariana, a saber, los años prerevolucionarios donde se produce una dinámica muy intensa y se desarrollan saltos cualicuantitativos en el propio pueblo insumiso que decididamente comienza a adoptar un papel protagónico por su autoliberación. El punto de inflexión paz democrática – situación prerrevolucionaria, se sella el aciago 27 de febrero de 1.989.
Una segunda parte del trabajo se dedica a estudiar críticamente las actuaciones del movimiento bolivariano en gobierno. Y en esta revisión crítica entendemos que nuestro punto de vista es sólo uno, dentro de la multiplicidad de enfoques y perspectivas interpretativas. Nuestra intención es contribuir a propiciar debates y evaluaciones críticas de éstas actuaciones y nunca erigirnos en la conciencia colectiva. Estamos reflexionando y aprendiendo y, queremos aprender juntos.
En algunos casos las críticas se refieren a los partidos y organizaciones revolucionarias que hacen parte del polo patriótico. Ello no implica un desprecio por los partidos. Si bien los autores no forman parte de ninguna franquicia partidaria, entendemos que habría resultado imposible avanzar hasta donde lo hemos hecho sin el esfuerzo de los partidos políticos del proceso, especialmente el Movimiento Quinta República, el Partido Patria para Todos, PODEMOS, el Partido Comunista de Venezuela (PCV), el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) y la Liga Socialista. Hasta experiencias organizativas más inéditas o localizadas como la UPV, Esperanza Patriótica o los Tupamaros, por tan solo citar algunos, han dado su decidido aporte a la construcción del sueño común.
Y es que los movimientos sociales, los partidos más radicales o las personalidades no están exentas de los mismos errores en que pudieron haber incurrido los partidos o en otros igualmente significativos. Ello no es malo, al contrario debe ser visto como un proceso de soberanía cognitiva colectiva, de construcción compartida de nuestro horizonte programático.
La historia no ha llegado a su fin, la estamos construyendo. La ideología no ha muerto, que viva la ideología que edifiquemos en colectivo, inventando, errando, aprendiendo de nuestros aciertos y equivocaciones. Para ello dirigimos la mirada hacia el florido horizonte andado, hurgamos en los sinsabores y deleites de la acción consumada. Ese es el humilde aporte que procuramos significar con estas líneas.
Aprender de nuestra historia... de dónde venimos, nos permitirá comprender hacia dónde vamos y cómo estamos andando. En consecuencia, se aceptan correcciones, enmiendas, aportes, añadiduras, críticas, etc. por cuanto es un texto inacabado.
Aquí todos somos necesarios y nadie es dueño de la verdad. Cada uno es co-autor de buena parte de los éxitos y responsable de aunque sea de una milimétrica parte de los errores. El reto está en derrotar la soberbia y decidirnos a mejorar de manera compartida nuestras prácticas. En hora buena camaradas.
En estos hermosos días de cambios en la configuración política latinoamericana, días de venturosa compañía, en la que Venezuela y Cuba ya no están solas en su grito histórico de libertades, presentamos nuestro crónica de lucha, mostramos nuestras cicatrices y nuestros sueños realizados, con el único fin de que nuestro humilde recorrido sirva de ventana, y espejo a otras fraguas que se libran o están por librarse. El futuro nos pertenece; el padecimiento de nuestros pueblos germina en los fecundos campos de la justicia, la libertad, la igualdad, la solidaridad y el amor.
Haiman El Troudi
Luis Bonilla-Molina


Leer más: http://www.monografias.com/trabajos25/revolucion-bolivariana/revolucion-bolivariana.shtml#ixzz2thAm9noQ


Conversación entre PABLO IGLESIAS y NEGA ¡Abajo el régimen!

viernes, 14 de febrero de 2014

FELIZ SAN VALENTÍN

Se detuvo el tiempo. Los latidos de ambos aumentaban cada segundo. Sus corazones sincronizaron sus latidos en el momento en que los labios de los amantes se juntaron y fundieron en un beso eterno convirtiéndose en solo ser.
¿sería su último beso? eso no importaba. Los segundos transcurrían lentos, como edades en el universo del tiempo. No importaba nada más: únicamente ese momento.
no importaba el pasado, lo que habían vivido juntos. No importaba el futuro, el que pasaría, el qué dirán. Únicamente importaba ese momento y el tiempo quedó relegado a un segundo lugar.
Se detuvo el mundo y dejaron atrás normas, dogmas, comportamientos, se olvidaron del qué dirán de una sociedad donde le miedo y las costumbres estaban a la orden del día. y ano importaban los murmullos y los comentarios de la gente.
solamente importaba ese momento: un momento eterno y mágico donde ellos eran los protagonistas y podían decidir sus vidas sin miedo a las represalias.

jueves, 13 de febrero de 2014

LA PROPAGANDA NAZI


Hay tres tipos de propaganda:

1.      Propaganda Blanca: Pretende convencer al receptor través de un emisor amistoso y un mensaje idéntico. Un claro ejemplo son las religiones
2.      Propaganda Negra: pretende eliminar todo tipo de disidencia intelectual.
3.      Propaganda Gris: Es utilizada fundamentalmente por grupos disidentes con el régimen político. Utilizan un mensaje crítico a través de un emisor amistoso.

En el siglo XX, durante la I Guerra mundial, los Estados necesitaban conseguir la adhesión y el apoyo de la población. A través de la prensa, los estados se aprovecharon de la opinión pública, que participaba en el gobierno mediante el sufragio universal, para conseguir sus objetivos.
Inglaterra, además de utilizar los Medios de Comunicación para conseguir el apoyo de la población y a través de la creación del Ministerio de Información en 1917 bajo la responsabilidad de Lord Beaverbrook, utilizó la propaganda para conseguir que Estados Unidos entrara en la contienda y, a través del Informe Balfour, intentó convencer a los judíos alemanes para que se rebelaran contra Guillermo II, prometiéndoles un estado judío.

A pesar de la negativa de la población judía, Hitler utilizaría este informe como material de refuerzo y argumento para justificar su antisemitismo. Asimismo, Hitler asimiló los efectos de la propaganda, reconociendo su efectividad a la hora de movilizar a las masas. Como escribió en Mein Kampf: “En el año 1915, el enemigo comenzó su propaganda entre nuestros soldados. A partir de 1916 continuó más intensivamente, y en el inicio de 1918 se transformó en una nube negra. Uno puede ver ahora los efectos de la seducción gradual. Nuestros soldados aprendieron a pensar como el enemigo pretendía. Alemania falló en reconocer la propaganda como un arma de primera utilidad, donde los ingleses la utilizaron con gran pericia y genial deliberación”. Al final, la primera experiencia de los británicos con la propaganda fue entendida como un gran éxito y dio ejemplo para que otros países empezasen a usar las técnicas contemporáneas de comunicación persuasiva.

Tras la I Guerra Mundial, la población empezó a distanciarse de la propaganda estatal, surgiendo grupos revolucionarios (en un principio, de ideología comunista y anarquista y, posteriormente, de ideología fascistas y nazi) que crearon sus propios medios de comunicación, creando la contra propaganda.

Pero, sin embargo, fue Hitler y los nazis quienes crearon las leyes fundamentales de la propaganda:

  • ·         Ley de simplicidad: dar un mensaje sencillo fácil de asimilar por la población
  • ·         Ley de la Espoleta: dar un mensaje dirigido a la parte emocional de la población para llegar a la voluntad (Orwell lo plasmó en su obra 1984, con los Dos Minutos de Odio)
  • ·         Ley de la Simpatía: eliminar todo tipo de opinión racional con provocaciones dirigidas a provocar sentimientos en las masas
  • ·         Ley de la Síntesis: el mensaje debe ser global, evitando el análisis del mismo, colocando las tesis planteadas al principio y al final del discurso.
  • ·         Ley de la Sorpresa: una mentira es más creíble cuando más absoluta es
  • ·         Ley de la Repetición: una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en verdad
  • ·         Ley de la Saturación: eliminar la parte racional del receptor saturándole con el mismo mensaje
  • ·         Ley de la Dosificación: Mantener una presencia constante de determinados símbolos y personajes en los Medios de Comunicación

Para poder desarrollar estas leyes, los nazis utilizaron varios estereotipos para clasificar a la población, señalando a los enemigos y los disidentes: a través de la idea de la raza aria, excluyeron a los judíos, a los gitanos (ambos eran las antípodas de los arios), a los eslavos (quienes estaban destinados a ser esclavos de los arios) y a los latinos (quienes estaban destinados a ser pastores de ganados. Se referían a los pueblos de la parte meridional de Europa)
Paul Joseph Goebbels fue nombrado en 1929 jefe de la propaganda del partido nazi y desde 1933 a 1945, Ministro de Propaganda.

Una de sus principales mediadas fue el control de los medios de comunicación, subordinados al régimen nazi y principales cauces de propaganda: La propaganda nazi no formaba parte de un todo, sino que era en sí misma el todo. Hitler y  Goebbels se reunían diariamente para enterarse de las novedades y transmitir su opinión personal.

La propaganda hitleriana se centraba en un tipo de mensaje emocional que se dirigía, sobre todo, a un público poco educado políticamente, susceptible de interiorizar la emoción y no la racionalidad. A su salida de la cárcel, Hitler aprovechó la prohibición de hablar en público en Alemania para llevar a cabo su primera gran campaña de propaganda: El Füher estudiaba sus discursos minuciosamente, pues leía mal en voz alta. Empezaba con palabras relajadas, comunicando de una forma monótona, hasta un punto en que su voz subía de tono acompañada por fuertes gestos de su brazo derecho.

Destacan también los aspectos más importantes de la escenografía nazi: los grandes desfiles al aire libre, largos mítines políticos en locales cubiertos, las canciones, los saludos (“Sieg Heil”), las antorchas, la profusión de banderas y estandartes o el desfile de las fuerzas paramilitares, entre otros.
Antes de cualquier movimiento militar, la máquina propagandística alemana era puesta en marcha. Como ejemplo, antes de que Checoslovaquia fuese invadida se transmitió a través de la radio el mensaje de que las minorías alemanas estaban siendo perseguidas en aquel país. Los hechos se fabricaban para que los actos de invasión pudiesen ser justificados. Con Francia se hizo algo semejante: los agentes alemanes distribuirían propaganda que anunciaba los primeros indicios de la derrota francesa. Esto tipo de acciones crearon divisiones políticas, insatisfacción, miedo de la superioridad bélica alemana, hasta mayo de 1940, fecha en la que la resistencia francesa entró en colapso y las tropas de Adolph Hitler marcharon en París.


Una vez más, tanto los propagandistas alemanes como los británicos intentaron llegar a la opinión pública americana. Alemania se hizo pasar por defensora de los asuntos mundiales, justificando que la guerra era también una lucha contra el “terror rojo”: el comunismo. Aún realizaron algunos movimientos que intentaron el aislamiento de los estadounidenses en la guerra. Todo el esfuerzo se reveló inútil, sobre todo después del ataque japonés en Pearl Harbor. Los Estados Unidos entraron en la guerra e hicieron de los ingleses sus aliados. Los americanos crearon entonces dos agencias oficiales de propaganda: la OWI (Office of War Information) y la OSS (Office of Strategic Service). La OWI se encargaba de distribuir información en territorio americano y extranjero. La OSS, por su parte, estaba encargada de conducir la “guerra psicológica” contra el enemigo

miércoles, 12 de febrero de 2014

ANIVERSARIO DE CLARA CAMPOAMOR


El 1 de octubre de 1931, el Congreso de los Diputados de las Cortes Republicanas aprobaba el derecho de voto para las mujeres por 161 votos a favor y 121 en contra. Por sólo 40 votos de diferencia podían ejercer una parte esencial de sus derechos: ser electoras. El artículo 36 de la Constitución Republicana estableció que “los ciudadanos de uno u otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos derechos electorales”. El 9 de diciembre de 1931 fue aprobada la Constitución que estableció por primera vez el reconocimiento de la igualdad de derechos políticos entre los ciudadanos. Para llegar a esta situación la mujer tuvo que recorrer un arduo camino, ganando poco a poco parcelas reservadas únicamente a los hombres. Artífice de este avance democrático fue Clara Campoamor.


Clara Campoamor nació en el seno de una familia humilde en el barrio madrileño de Maravillas, el 12 de febrero de 1888. A la muerte de su padre, contable en un periódico, dejó sus estudios para ayudar a su madre, costurera de profesión. Tras ejercer varios trabajos, en 1914 hace oposiciones para profesora de adultas en el Ministerio de Instrucción Pública y tras sacar el número uno de su promoción, se convierte en profesora. Sin embargo, al no tener el bachiller sólo puede impartir clases de taquigrafía y mecanografía, decide seguir estudiando, compaginando sus trabajos en el Ministerio y de secretaria en el periódico maurista “La Tribuna”, donde empieza a interesarse por la política. En 1923 participa en un ciclo sobre Feminismo organizado por la Juventud Universitaria Femenina donde comienza a desarrollar sus ideario sobre el derecho a la igualdad de las mujeres.

Con 36 años obtiene la licenciatura de derecho, cambiando a partir de ahí de forma radical su trayectoria profesional, comienza a ejercer de abogada en 1926, siendo una de las primeras mujeres en actuar ante el Tribunal Supremo y ante un Tribunal Militar (defendiendo a los implicados en la rebelión de Jaca). Su trabajo como abogada se centró fundamentalmente en las cuestiones relacionadas con la capacidad legal de la mujer, y, tras la aprobación de la Ley de divorcio en 1932, actuó en dos casos de divorcio muy célebres en aquella época, el de la escritora Concha Espina, de su marido Ramón de la Serna, y el de Josefina Blanco, de Valle-Inclán. En 1929 fundó con otras cuatro abogadas europeas la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas y fue miembro de la Academia de Jurisprudencia y Legislación.

En 1929 formó parte del comité organizador de la Agrupación Liberal Socialista, Clara por sus ideas republicanas y contraria al régimen dictatorial de Primo de Rivera, intentó, sin éxito, que la Agrupación se desmarcara de la Dictadura y al no conseguirlo abandonó poco después de ingresar el comité. Mantuvo una gran actividad como conferenciante en la Asociación Femenina Universitaria y en la Academia de Jurisprudencia, defendiendo siempre la igualdad de derechos de la mujer y la libertad política. Coherente con sus ideas republicanas, rechazó la cruz de Alfonso XII, que le otorgó la Academia de Jurisprudencia, por su Premio Extraordinario.

Tras la dictadura, entra a formar parte del Partido Radical, al considerarlo afín a su ideario político (republicano, liberal, laico y democrático), forma parte de las listas del mismo a las elecciones de 1931 para las Cortes Constituyentes de la Segunda República, obteniendo un escaño como diputada por Madrid. Participó en la Comisión Constitucional encargada de elaborar la Carta Magna republicana, integrada por 21 diputados, y allí luchó eficazmente para establecer la no discriminación por razón de sexo, la igualdad jurídica de los hijos e hijas habidos dentro y fuera del matrimonio, el divorcio y el sufragio universal, consiguió todo, excepto lo relativo al voto, que tuvo que debatirse en el Parlamento.

Desde su tribuna ejercerá una enardecida defensa del sufragio femenino, con la oposición de sus propios compañeros de partido y de la diputada del partido radical socialista, Victoria Kent, convertida en la portavoz del “no”, al argumentar ésta que se opone al derecho electoral de las Busto de Clara Campoamor en Madrid, obra de Lucas Alcalde (2006) mujeres ya que éstas, influidas por el confesor o el marido, votarán conservador. Clara se mantiene fiel a sus principios y defiende el derecho de las mujeres a ser consideradas ciudadanas por encima del sentido de su voto. El debate fue extraordinario y Campoamor fue considerada como la vencedora.

En el resultado final de la votación de este artículo de la Constitución votaron a favor la mayoría del Partido Socialista, el Partido Agrario y los republicanos conservadores. Votaron en contra la mayoría del Partido Radical (su partido), del Partido Radical-Socialista y Acción Republicana.

En 1933 no renovó su escaño, la CEDA se proclama vencedora de los comicios y toda la izquierda culpa de su derrota a Clara (Es su muerte política). Aunque podemos decir que una de las principales causas de esta derrota fue la falta de unión electoral de los partidos de izquierdas.

En 1934 abandonó el Partido Radical por su subordinación a la CEDA y los excesos en la represión de la insurrección revolucionaria en Asturias. Pero cuando ese mismo año, intentó (con la mediación de Santiago Casares Quiroga) unirse a Izquierda Republicana (fusión de radicalsocialistas, azañistas y galleguistas), su admisión fue denegada. Entonces escribió y publicó, en mayo de 1935, Mi pecado mortal. El voto femenino y yo, un testimonio de sus luchas parlamentarias.

En 1936, tras el golpe militar del general Franco contra la República, se exilia a Paris, donde escribe y publica “La revolución española vista por una republicana”. Vivió una decada en Argentina ganándose la vida haciendo traducciones, dando conferencias y escribiendo biografías. En 1955 se instaló en Lausana (Suiza), donde trabajó en un bufete hasta que perdió la vista. Fallece en 1972 sin haber tenido la oportunidad, ante las condiciones impuestas por la dictadura franquista, de regresar a España como era su deseo. Sus restos mortales fueron traslados algunos años después de su muerte al cementerio de Polloe en San Sebastián (Guipúzcoa).

Fueron palabras suyas, ya en el exilio, “Creo que lo único que ha quedado de la República fue lo que hice yo: el voto femenino”

ÁNGELES LLOPIS






domingo, 9 de febrero de 2014

LA PRIMERA REPÚBLICA


En la tarde del 11 de febrero de 1873 se proclamó la I república por una amplia mayoría de votos (258 a favor frente a 32 en contra).

Ante la abdicación del rey Amadeo I el 10 de enero de 1873, las Cortes, en sesión conjunta del Congreso y Senado, proclamaron la República por 285 votos contra 32 al día siguiente, pero este hecho no consiguió estabilizar la agitada vida política española, ya que a los problemas heredados - levantamiento carlista y guerra de Cuba-, se añadió en el seno del republicanismo la división entre unitarios y federalistas. Por otro lado, se agudizaron las diferencias entre los federalistas más moderados y los intransigentes a la hora de establecer el federalismo, ya fuera desde arriba, ya desde abajo. En esta etapa, además, hay que tener en cuenta la presión social que asociaba la República a la necesidad de reformas importantes en favor de las clases populares, como serían la eliminación de los consumos -impuestos indirectos-, o el sistema de quintas, sin olvidar las cuestiones salariales y de limitación de la jornada laboral. Fuera del ámbito republicano y democrático, los sectores contrarios al establecimiento de un sistema político plenamente democrático trabajaban para liquidar la República, ya fuera desde el extremismo carlista, ya desde las posiciones monárquicas alfonsinas.

La República fue proclamada por unas Cortes en las que no había una mayoría de republicanos. Las ideas republicanas tenían escaso apoyo social y contaban con la oposición de los grupos sociales e instituciones más poderosos del país. 
  • La burguesía intelectual sólo quiere una mayor democratización, sin cambios radicales. 
  • Los campesinos y obreros piden reparto de tierras, reducción de la jornada laboral o eliminación del sistema de quintas, un auténtico programa revolucionario desde el punto de vista social. 
  • A nivel internacional, únicamente EEUU había reconocido al nuevo régimen. 
  • En el interior, la mayor parte de los partidos se oponían al nuevo régimen: carlistas, alfonsinos, el partido constitucional se pasa a la abstención y el partido radical, a los pocos meses también abandona el sistema
.Los escasos republicanos pertenecían a las clases medias urbanas, mientras las clases trabajadores optaron por dar su apoyo al incipiente movimiento obrero anarquista. La debilidad del régimen republicano provocó una enorme inestabilidad política. Cuatro presidentes de la República se sucedieron en el breve lapso de un año: Figueras, Pi y Margall, Salmerón y Castelar.

En este contexto de inestabilidad, los gobiernos republicanos emprendieron una serie de reformas bastante radicales que, en algunos casos, se volvieron contra el propio régimen republicano.

Sus principales medidas fueron:

  • Supresión impuesto de consumos. La abolición de este impuesto indirecto, reclamada por las clases más populares, agravó el déficit de Hacienda.
  • Eliminación de las quintas. De nuevo una medida popular propició el debilitamiento del estado republicano frente a la insurrección carlista.
  • Reducción edad de voto a los 21 años
  • Separación de la  Iglesia y el Estado. Este dejó de subvencionar a la Iglesia.
  • Reglamentación del trabajo infantil. Prohibición de emplear a niños de menos de diez años en fábricas y minas.
  • Abolición de la esclavitud en Cuba y Puerto Rico.
  • Proyecto constitucional para instaurar una República federal.
Pero la República se enfrentó a numerosos problemas:

  • Había estallado la tercera Guerra Carlista (1872-76) y no se conseguía controlar. 
  • Se inicia una huelga general proclamada por la AIT en Alcoy, sofocada por el ejército. 
  • Se había iniciado una guerra en Cuba. La burguesía comercial española que residía en la isla se oponía a las medidas que anunciaba el Sexenio, e incluso en la isla, al estallar la revolución, junto a la aparición de juntas revolucionarias, se inicia una sublevación por la independencia. La guerra comienza con el llamado Grito de Yara en 1868 y será dirigido por Manuel de Céspedes. La revolución se extiende al contar con el apoyo de los pequeños propietarios y sobre todo de los esclavos negros. La junta revolucionaria solicita una abolición del sistema de esclavitud y participación en el sistema político, pero la respuesta de la península llegaría tarde. Esta es la llamada guerra de los Diez Años (1868-78). 
  • El Movimiento Cantonal: que exige establecer desde abajo y hacia arriba el estado federal, sin esperar a que se impusiera desde las Cortes o desde el gobierno. El cantonalismo pretende dividir las diversas zonas de la península en estados soberanos. A principios de julio estalla el movimiento proclamándose el cantón de Cartagena que se extenderá por la zona del levante y Andalucía y se formarán juntas revolucionarias. Se hace irreconciliable la división entre la dirección del Partido Republicano Federal y el grupo de los intransigentes. Esta minoría abandona las Cortes e incita la formación de cantones, en el propio Madrid. En este movimiento participan clases medias y populares urbanas (artesanos o tenderos y obreros). En la mayoría de los sitios el gobierno, debido a la participación del ejército, irá controlando la situación excepto en Cartagena, cantón que se mantiene independiente hasta finales del verano. La principal consecuencia política será la sustitución de Pi y Margall por Salmerón.


Los inicios del cantonalismo supusieron el final de Pi y Margall, que había tratado de llevar a cabo una política conciliadora. Su sucesor, Nicolás Salmerón, se convirtió en presidente en el mes de julio. Endureció la postura del Gobierno y los cantones remitieron ante la represión de los generales Martínez Campos en Levante y Pavía en Andalucía. El gobierno de Salmerón supuso un giro conservador; sus principales objetivos fueron, sofocar el cantonalismo y frenar el avance carlista, así como reprimir a los internacionalistas por medio del cierre de sus locales y la detención de sus militantes, objetivos que serán cumplidos por la guardia civil. La actuación de este Gobierno suscitó en las Cortes fuertes polémicas, lo que provocó su dimisión en septiembre de 1873 por problemas de conciencia al no querer firmar sentencias de muerte impuestas por la autoridad militar.
Salmerón se convirtió en presidente en el mes de julio. Su objetivo fue restablecer el orden y envió el ejército para sofocar el movimiento cantonalista. La represión fue intensa. En agosto casi todos los cantones se rindieron, aunque Málaga resistió hasta mediados de septiembre y Cartagena hasta enero de 1874. Con Salmerón, la República inició un viraje hacia posiciones más moderadas.

Su sucesor, Castelar, intentó obtener el apoyo de las clases conservadoras y sobre todo del ejército. Estableció una política autoritaria, recortando libertades individuales, disolviendo a los voluntarios de la república y suspendiendo las garantías constitucionales. El rechazo del Parlamento a la política de Castelar, protagonizado por la izquierda republicana, provocó la derrota de ésta, haciendo viable la implantación de un régimen de federalistas puros, hecho que sería impedido por el golpe de estado del 3 de enero de 1874 del general Pavía, que realiza en nombre del ejército y no como hasta ahora. Este hecho supondrá el fin del primer intento de establecer un republicanismo institucional, y por ende supondrá en final del Sexenio.

Castelar alcanzó la presidencia en septiembre, representando el triunfo de la República conservadora. Aunque fue el presidente que terminó el proyecto constitucional federal, era defensor de una República centralista, por lo que postergó la discusión y aprobación del texto. Movilizó a los reservistas para intentar acabar con las últimas resistencias cantonalistas y las guerras cubana y carlista. Además, firmó las penas de muerte que Salmerón había rechazado, y permitió el regreso al país de los dirigentes de los partidos radical y constitucional, Serrano entre ellos. El final de la República se precipitó cuando se reanudaron las sesiones de las Cortes el 2 de enero de 1874. Ese día, Castelar debía rendir cuentas de su labor de gobierno desarrollada desde su toma de posesión. El presidente defendió la importancia de separar la Iglesia del Estado pero no aludió a la necesidad de que se aprobase el proyecto constitucional. La cámara negó la confianza a Castelar y, por consiguiente, dimitió. La posibilidad de que el poder recayese de nuevo sobre los federalistas ofreció un pretexto para el golpe de estado de Pavía, capitán general de Madrid, que en la madrugada del día 3 ocupó el Congreso y disolvió la cámara. De esta manera se puso fin al régimen republicano, aunque oficialmente España siguió siendo una República hasta finales de año.



ISMAEL SERRANO Papa cuentame otra vez

sábado, 8 de febrero de 2014

LITERATURA Y PERIODISMO: DOS ELEMENTOS COMPLEMENTARIOS

Lejos de fijar una frontera entre periodismo y literatura, nos situamos en unos textos donde esta frontera aparece difuminada. Son trabajos que coinciden con las exigencias del periodismo pero difieren en las normas de estilo periodístico.
Nos encontramos con reportajes, entrevistas, perfiles y crónicas en cuya redacción se utilizan las técnicas de la narrativa. En palabras de Tom Wolfe "son textos parecidos a la novela pero sin ser novela". 

El trabajo del reportero que firma estos textos es el mismo que el de cualquier periodista. sin embargo, se diferencia en la libertad de estilo a la hora de redactar este texto.
el momento cumbre es el Nuevo Periodismo de Estados Unidos cuya figura clave es Tom Wolfe. Otros autores anteriores fueron:

  • Daniel Defoe: el periodista londinense empezó a escribir reportajes novelados cuando finalizaron las subvenciones gubernamentales a los periódicos. En Diario del año de la peste utiliza métodos de investigación periodística, donde destaca su rigor informativo, su precisión y el uso de técnicas narrativas como el narrador protagonista.
  • Edgar Allan Poe: el poeta maldito neoyorquino escribió el reportaje novelado el misterio de Marie Rouget, donde el autor se desdobla en dos personajes (el protagonista y el detective). El reportaje fue publicado en tres entregas y, en él, cambió el escenario y el nombre del protagonista.
  • Fiodor  Dostoievski: el autor ruso narra sus experiencias en una cárcel de Siberia. Publicado en 1862 con el título Memorias de la casa muerta, el literato ruso se desdobla en dos personajes.
  • John Hersey: Fue corresponsal de la revista TIME durante la II Guerra Mundial. Su novela Hiroshima es considerado el mejor texto escrito de un periodista de Estados unidos y el mejor reportaje del S.XX. Hiroshima narra la vida de seis supervivientes de la bomba atómica en Japón desde su lanzamiento hasta unos mese después. Escribió el último capítulo en 1986, cuando, después de cuarenta años, regresó a Hiroshima. El reportaje destaca por su objetividad, eludiendo adjetivos calificativos, como se observa en el arranque del reportaje y el texto añadido 39 años después.

A partir de 1949 The New York Times venía publicando una serie de artículos que trataban de reflejar el lado oculto y más humano del ejercicio periodístico.
Aunque al principio estos textos sobre las historias que se escondían detrás de la historia convertida en noticia se distribuían en una serie de boletín interno del mundo del periodismo, su interés hizo que muchos
periódicos y revistas reprodujeran esos textos y los ofrecieran a los lectores en forma de libro.

Ruth Adler los recopiló y los publicó en forma de libro bajo el título de The Working Press.
en 1950, Lillian Ross escribe un perfil de Hemingway gracias a la convivencia con el autor, dando una imagen el escritor tal como era. El texto es periodístico gracias a la objetividad y a la distancia frente al personaje.

Rodolfo Walsh aplicó las técnicas de la novela policíaca en Operación Masacre (1957), otra obra percusora del Nuevo Periodismo y la primera escrita en castellano: La obra relata la dictadura argentina de Vileda tras derrocar a Juan Domingo Perón. El texto de Walsh recrea fielmente los acontecimientos, consultando a las fuentes y publicándose gradualmente en prensa.

En 1960, Norman Mailer publica Superman va al supermercado en la revista Squire. El texto narra el congreso de los demócratas donde Kennedy fue nombrado candidato. Se Caracteriza por su objetividad y su irreverencia.

En 1962, Gay Talese publica un perfil de Joe Louis, un boxeador en su horas más bajas. Otras obras suyas son The Brigde (1964) donde cuenta la vida de los obreros neoyorkinos y El Reino y el Poder (1969) donde explica el día a día en la redacción de The New York Times.
En 1970 publica Fama y Oscuridad, una serie de perfiles y entrevista de Frank Sinatra, Joe Dimajoy y Joe Luis. En 1971 publica Honrarás a tu padre, donde relata la vida de la familia Bolanno y de la mafia ( esta obra inspiraría la serie de televisión Los Sopranno).

El Nuevo Periodismo empezaba a escucharse con fuerza. Truman Capote con A Sangre Fría fue uno de los pioneros. La novela apareció por entregas en The New York en otoño de  1965 y en libro el 66. Su publicación causó sensación por la historia y por la forma de tratarla: Capote estuvo cinco años reconstruyendo la historia, empezando desde el asesinato de la familia en Kansas en 1959. Estas crónicas le sirvieron para devolverle a la actualidad y sus textos concedieron a esta forma de hacer periodismo una legitimidad que se le había negado hasta el momento.

En 1956, Capote ya había publicado El duque en sus dominios, una entrevista a Marlon Brandom en The New Yorker y en 1955 un texto titulado Se oyen las musas donde narra la gira de una compañía de teatro americano por la Unión Soviética.

En esos momento, ya existe un grupo de periodistas que traspasan los límites convencionales e la profesión, recogen el material y realizan una labor de investigación muy detallada entrando en la historia con la obsesión de narra esa historia desde dentro: el periodista literario no es un comunicador improvisado, sino que es un periodista con experiencia ha indagado en el mundo de la literatura. Por tanto, son periodistas y literatos.

Destacan Hunter S. Thompson, padre del periodismo gonzo (una deformación del Nuevo periodismo) con Miedo y asco en Las vegas y los Ángeles del Infierno, con quienes convivió 18 meses y que, al final, le dieron una paliza dejándolo medio muerto.

Otro ejemplo es John Sack; periodista que, para poder escribir sobre Vietnam se enroló como soldado. su reportaje se publicó bajo el título de M.

Otro periodista que escribió sobre Vietnam es Michael Herr. Es autor de Despachos de guerra. Cubrió la Guerra de Vietnam como enviado especial de la revista Squire. Describió su experiencia con una gran frase
"Fuí a cubrir una guerra y la guerra me cubrió a mí".

Otro periodista importante fue Nicholas Tomalin. Británico y autor de El general sale a exterminar a Charlie Cong publicado en una sola entrega en the Sunday Times, realizó este reportaje en helicóptero durante la operación exterminio en Vietnam.

El Nuevo Periodismo es criticado por su subjetividad y por la creación del llamado "periodismo militante". Paradójicamente, este periodismo militante deriva en le periodismo de investigación, periodismo donde el periodista asume el papel de perro guardián vigilando a los poderes políticos.

Como dijo Kapuzcinski
El verdadero periodismo es intencional, es decir, se fija un objetivo en intenta provocar algún cambio. no hay otro periodismo posible. Hablo, obviamente, del buen periodismo: Aquel que lucha por algo, narra para conseguir algo. es algo importante en nuestra profesión, ya que nos ayuda a ser mejores personas y desarrollar nuestra empatía.


viernes, 7 de febrero de 2014

MANIFIESTO de Columna Republicana Marchas 22M:

MANIFIESTO de Columna Republicana Marchas 22M:

El 22 de Marzo confluirá en Madrid la gran movilización ciudadana que tiene por nombre “Marchas de la DIGNIDAD”, y que tiene como eje central de sus objetivos la defensa de la justicia social, de la soberanía nacional, del trabajo, el pan y el techo. Puntos de lucha como el “No” al pago de la deuda, la creación de una Renta Básica, el fin de los recortes en derechos sociales impuestos por la antidemocrática “Troika”, así como la dimisión de los gobiernos que los hayan aplicado y los estén aplicando en este momento.

Objetivos ambiciosos pero reales, un horizonte en el que la dignidad del ser humano está por encima del negocio privado de unos pocos. Es por esto que las marchas son más que un canto a la esperanza, puesto que con la voluntad y la unidad de todos (colectivos y asociaciones, partidos políticos, sindicatos de trabajadores, mareas ciudadanas, ciudadanos libres…) y en base a la fraternidad y la libertad, la victoria será posible.

Partiendo de este planteamiento, republicanos y republicanas de toda la geografía ibérica, decidimos caminar juntos en bloque (como uno más) en estas marchas tan necesarias para la revolución de las personas y de nuestra tierra.
El trabajo por el cambio de régimen está en marcha: mineros, campesinos, trabajadores y humildes empresarios, desempleados, trabajadores precarios, estafados por la banca, víctimas de la explotación, desahuciados, excluidos por el sistema… ¡Todos los que claman justicia se levantan! Y en igualdad y hermandad: ¡También los republicanos!

El objetivo de esta “Columna Republicana” no es otro que el de unir en pro de la victoria, dejando atrás a cada paso en este camino las divisiones y las diferencias. Se trata de trabajar mano a mano por el triunfo de la dignidad, partiendo de unos mínimos necesarios que nos han de unir. La república, es ineludible puesto que será garante de justicia universal, de libertad y de igualdad entre ciudadanos (No súbditos de ninguna corona, ni de ningún régimen financiero).
Hablamos pues de democracia verdadera y radical, de participación ciudadana y de cambio de régimen, en el que cada ser humano pueda construir un futuro mejor, participando de forma responsable y solidaria más allá del individualismo.

¡Republicanos! ¡Republicanas! El movimiento se demuestra andando, caminemos juntos en el bloque republicano por el triunfo de las “Marchas de la Dignidad”.


¿CÓMO PUEDES UNIRTE Y PARTICIPAR?

Sí perteneces a una agrupación republicana, ponte en contacto con nosotros, enviando los siguientes datos a nuestro correo electrónico: columna.republicana@gmail.com
Nombre del partido, sindicato o asociación:
Principal labor acometida por ésta:
Correo de contacto y teléfono de un representante:

Si no perteneces a ningún colectivo también puedes contactar con nosotros enviando los siguientes datos a nuestro correo de apoyo individual: columna.republicana@gmail.com
Nombre y apellido:
Correo de contacto y teléfono:

¿QUE PEDIMOS A CAMBIO?
Dar soporte mediático a la “Columna Republicana” así como a las “Marchas de la Dignidad” desde las redes sociales, el boca a boca o la propaganda callejera.Participar desde el respeto y el espíritu constructivo.

* Recordamos que el único objetivo político de “Columna Republicana” es que se visualice la república en las calles, propagando el ideal republicano y trabajando en el éxito de las “Marchas de la Dignidad”.

** Somos realistas y sabemos que no todas las agrupaciones o partidos de carácter republicano se llevan bien entre sí, pero recordemos el lema republicano:
“Libertad, Igualdad y FRATERNIDAD” Dejemos las disputas traigamos dando ejemplo a las futuras generaciones, la república a España. Escribamos Historia.

***”Columna Republicana” no es convocante, simplemente trata de reagrupar a republicanos y republicanas en las “Marchas de la dignidad” y de dar soporte a la movilización.


miércoles, 5 de febrero de 2014

PERIODISMO DE VERIFICACIÓN


Los periodistas, como sucedía en la antigüedad, al escribir debemos ceñirnos el relato de los acontecimientos y dar veracidad a estos: para ello, el periodista debe dar un relato fiel de los hechos, evitando crear propaganda o entretenimiento, creando una sociedad bien informada que sepa detectar las verdades y distinguirlas de las mentiras.
Para que exista la veracidad, el periodista debe ser objetivo, evitando los juicios personales, manteniendo la estructura de pirámide invertida a la hora de elabora una noticia  e intentando no tomar partido públicamente sobre los hechos históricos que estaban cambiando el mundo.
Durante el siglo XX se reivindicó la figura del periodista como una figura capaz de transmitir información de forma objetiva, sin doblegarse a los intereses empresariales, creando dos posiciones enfrentadas: el periodismo de verificación frente al periodismo de interpretación opinativa.
Para evitar que el periodismo acabe convirtiéndose en un instrumento adoctrinados más que refuerza un determinado interés político o económico, el periodismo de verificación cumple cinco conceptos que forman las bases de las disciplinas de verificación:
  •          no añadir más de lo que cuentas ( transcribir  directamente lo que tus fuentes te han contado)
  •          no engañar al lector (transcribir los hechos sin interpretaciones personales y sin omitir detalles o reescribir la historia),
  •          la trasparencia del método ( indica respeto por parte del periodista al público, mostrando los motivos cívicos del periodista y demostrando que no existe una intención personal a la hora de transmitir información),
  •        la originalidad: es decir, tomar la iniciativa y realizar tu propio trabajo
  •          la humildad: saber admitir los errores y nuestras propias limitaciones

Para que le periodista pueda dar una información veraz, se han creado varias técnicas para conseguirla:
·         edición escéptica: permite cuestionar la veracidad y claridad de un artículo sin poner en duda el trabajo del periodista; es decir, se valora si faltan datos, si son reales…
  •          test de veracidad: permite saber los apoyos que tiene esa noticia, si se ha verificado, si hay material de apoyo, si es imparcial y objetiva, si falta algo, si las citas son exactas…
  •          no dar nada por sentado: tener el beneficio de la duda y preguntarse siempre por los hechos acontecidos
  •          el lápiz rojo de Tom French: verificar y revisar el trabajo periodístico, haciendo aclaraciones y comprobando que están todos los datos
  •          fuentes anónimas: preguntarse qué conocimiento tiene sobre el suceso en cuestión y los motivos por los que nos lo cuenta

Puesto que el periodismo es un trabajo en equipo, no solo el periodista debe cumplir todo lo descrito anteriormente. Los editores deberán mediar entre los partidarios de la censura y aquellos que defienden una libertad de expresión a ultranza; los reporteros deben limitarse a informar, evitando su punto de vista y sus prejuicios, buscando así la objetividad a la hora de realizar la noticia, y, por último, los ciudadanos deben reclamar a los periodista que hagan bien su trabajo porque una sociedad bien informada es sinónimo de una sociedad libre y democrática.

LA NOCHE DE SAN JUAN

La ciudad estaba dormida. La noche reinaba en toda la urbe, creando una atmósfera de paz y tranquilidad. Todo estaba en silencio, roto únicamente por el ulular del viento por los viejos barcos de pesca y el graznido de las gaviotas.
Había en la ciudad una pequeña taberna cercana al puerto. No era gran cosa en comparación con las tabernas de los  puertos de otras ciudades, más lujosos y acogedores para barcos y navegantes. Simplemente era un edificio más del puerto, pero resaltaba por el dibujo de un dragón marino en la puerta de color verde. El dragón era de color plateado. La luz de la luna se reflejaba en las escamas del dibujo, haciendo que éste brillase, pareciendo un cuchillo afilado que rasgaba la oscuridad de la noche.
Aquel era, sin duda, un lugar especial, donde sólo se encontraba el mejor vino de toda la ciudad y donde se hallaban alojada gente privilegiada, que poseía ricos negocios y se dedicaban al comercio marítimo.
Una sombra había estado observando la taberna desde la oscuridad. La noche era tan oscura que no permitía verle el rostro, pero sus grandes ojos verdes brillaban como las esmeraldas recién sacadas de las minas.
La sombra se dirigió con paso veloz a la taberna. Se la podía oír jadear por el cansancio y la fatiga, y también por el ruido que generaban las pisadas de sus pesadas botas al  chapotear el lodo que cubría las piedras de las calzadas del puerto.
Llegó a la puerta de la taberna, y tomó aire. Resopló, con desdén. Respiraba rápidamente y jadeaba. Cuando notó que su cuerpo respondía mejor a las órdenes de su cerebro, abrió la pesada puerta, que separaba el ambiente monótono del exterior y el jolgorio de la taberna, y entró.
Dentro, el ambiente era agradable y festivo. La cerveza y el vino corrían de boca en boca, que, junto a la musiquilla de los violines y las flautas, generaba un ambiente de embriaguez y borrachera. Había varios clientes. La mayoría, marineros. Sus rostros reflejaban el cansancio después de un largo día de faena, disimulados por el alcohol de la bebida y el jolgorio ahí creado.
Algunos de ellos, cantaban esta canción:


Alza tu cerveza


En esta vieja taberna
Deja tus preocupaciones afuera 

Y vente a la verbena.

El hombre salió un día del campo

Atravesó los muros de la ciudad

Mientras su corazón aguardaba a la mar
Luchemos, hermanos, por nuestros sueños

Ven y brindemos por ellos

Lucha por ti y vive por ti

Hazlo acordándote de mí


Desde fuera, se podía oír el bullicio de la gente, que bebía y disfrutaba de un agradable descanso, después de la pesca y las faenas del mar.
La luz en el interior de la taberna permitió vislumbrar la extraña silueta de la sombra, dando a conocer una figura masculina. Era un hombre de constitución fuerte, con una larga barba negra, el pelo liso y oscuro, con unos ojos verdes brillantes como esmeraldas, vestido con un traje negro ajustado y con capucha, que marcaba su ancha espalda y todos sus músculos.
El hombre se dirigió al mostrador. La música había dejado de sonar. El posadero se quedó mudo, al igual que el resto de la gente, que se preguntaba por el extraño personaje que acaba de aparecer. Recuperado del susto, el posadero se dirigió al resto de la gente y estalló en carcajadas.
La gente se empezó a reír también, y, en pocos segundos, había retronado el ambiente de fiesta en la taberna.
El extraño, sin quitarse la capucha, pudo observar claramente al posadero.
Era un hombre cerbatana, de constitución delgada, seco de carnes, excepto su larga nariz y la barba negra como el carbón y muy poblada, como si de un bosque de robles se tratara.
Sus ojos de halcón  le permitían observar con detenimiento toda la taberna. Pero, en ese momento, su mirada se dirigía al extraño personaje que acaba de entrar en ella.
El extraño se sentó en un taburete junto a una mesa de sólido roble. El posadero se dirigió para pedirle nota.
-          Buenas noches tenga Vuestra Merced- saludó.
-          Buenas noches- respondió escuetamente. Su voz era grave y profunda, parecida a la hablada por los bárbaros del Este.
-          ¿ Queréis tomar algo?- preguntó el tabernero.
-          Una jarra de cerveza- ordenó.
El posadero se dirigió al mostrador para abrir un gran barril de cerveza, que estaba detrás de él. Cogió una jarra de madera, revestida de hierro, y vertió la cerveza en ella hasta llenarla  por completo.
Mientras, el desconocido había sacado de su bolsillo una especie de carta, escrita en la lengua de los sabios, que terminaba de esta manera:

amen

Estuvo leyendo la carta varias veces. Sus ojos recorrían con rapidez el pequeño trozo de pergamino, moviéndose, inquietos y atentos.
Tras leer la carta, la guardó, y se quedó un largo rato en silencio, sin hablar y sin moverse, salvo para santiguarse. Era una actitud extraña, pero, a su vez, respetable en ámbitos religiosos.
El desconocido sacó una pipa del bolsillo y empezó a fumar. Las nubes generadas por el tabaco se diluían en la taberna con el ruido de los marineros, la música y la cerveza que rondaba de boca en boca y ensuciaba el suelo de la taberna.
Poco después, el posadero llegó con la gran jarra de cerveza. Llevaba ,también, un plato con pescado fresco.
El desconocido hizo un amago de sonrisa y empezó a comer despacio, sin prisa pero sin pausa. El posadero seguía mirándolo, comiéndose la cabeza de quién era ese extraño que estaba en su taberna, comiendo y bebiendo tranquilamente.
Cuando el desconocido terminó de comer, hizo un gesto imperativo al posadero.
Éste dejó sus quehaceres y se dirigió rápidamente a su mesa.
-          ¿ Vuestra Merced necesita dónde alojarse?- preguntó
-          Sí- respondió el desconocido, secamente.
-          Pues aquí- prosiguió el posadero- tiene cama y comida por cuatro monedas. Si queréis algo más, no dudéis en pedírmelo.
El hombre sacó de su bolsillo una pequeña bolsilla de tela y le entregó las cuatro monedas correspondientes.
El posadero se lo agradeció, pero le surgieron varias dudas y preguntas sobre este extraño personaje que se hospedaba en su taberna.

RECORDAD


lunes, 3 de febrero de 2014

FARENHEIT 451: LA LUCHA ENTRE EL SABER Y LA IGNORANCIA


La novela de Ray Bradbury plantea una sociedad utópica donde denuncia los problemas causados por los medios de comunicación tecnológicos en  contraste con los medios escritos. A través del personaje de Beatty, el autor justifica que la lectura no tiene cabida en una sociedad cada vez más acelerada y deshumanizada: la lectura de un libro crea un mundo imaginario, paralelo al real que permite desconectarse de la realidad: la imaginación es capaz de crear mundos paralelos donde se plantean situaciones amorosas, idílicas, fantásticas… que no tienen cabida en una sociedad tecnológica, burocráticamente ordenada, utópica donde los habitantes solamente tiene que cumplir con su labor, desindividualizándoles, creando una sociedad de masas donde nadie destaque sobre el resto de la gente porque la educación viene dada por el propio gobierno a través de las pantallas de televisión.

El control de la educación y la cultura  crean  una igualdad de saberes y un pensamiento único, eliminando todo tipo de disidencia intelectual mediante la persecución y la quema de libros.

Esta pugna entre ignorancia y conocimiento (tema tratado también por George Orwell en 1984) es uno de los pilares en los que se sustenta la novela: el conocimiento lleva a la libertad del individuo, al propio individualismo y permite experimentar emociones y conocer ideas que se apartan de las normas sociales aceptadas convencionalmente.

Esa libertad del individuo le lleva a enfrentarse al mundo, a sus semejantes, a buscar un lugar donde encajar y ser feliz que choca bruscamente con la realidad.  Por ese motivo, los bomberos se encargan de quemar los libros: porque individualizan al ser humano y les hacen infelices.

La libertad es un rasgo distintivo del individuo que le da la capacidad de elección. La quema de libros,  como un atentado a dicha libertad, debe entenderse como un acto de represión y de censura a la propia persona.

El poeta y revolucionario cubano José Martí afirmó que la cultura es la única forma de ser libre: la cultura se adquiere mediante la lectura y la compresión de los textos leídos.  Todo sistema político, ya sea democrático o dictatorial, se basa en el control de la población mediante diversas vías de dominación: militarmente, políticamente  o culturalmente. 

La adquisición de cultura por parte de los individuos les proporciona la capacidad de pensar, de preguntarse sobre el mundo, de cuestionar las normas de dicha sociedad y, en última instancia, de intentar cambiarlas. Su última consecuencia lleva a una ruptura con la cultura oficial por parte del poder, creando una contracultura, un pensamiento crítico,  una disidencia intelectual que empieza a cuestionarse el sistema donde viven y puede llevar, en última instancia, a una disidencia política.

La quema de libros es una constante en la historia del ser humano. Algunos ejemplos son la quema de la biblioteca de Alejandría por parte del emperador romano y cristiano Diocleciano, la quema de los libros de Miguel Serper Verdún por Calvino,  la quema de libros árabes y judíos en España por parte de la Inquisición, los juicios de Nuremberg del nazismo de Hitler…. Son claras muestras de cómo el poder trata de controlar culturalmente a la sociedad: el poder teme al conocimiento porque impide el control de la población.  En la medida en que las personas adquieren cultura por sus propios métodos, les da libertad de pensar y la capacidad de plantarse nuevas ideas, de poner en práctica la mayéutica socrática y  “dar a luz” sus propias ideas.

La quema de libros es una consecuencia de la censura impuesta por la sociedad de la novela.  Es el último acto que culmina y asienta el pensamiento único desindividualizando a las personas, creando una sociedad de masas.

La sociedad de masas se define, como dijo Ortega y Gasset, como un ente uniforme, incapaz de pensar por sí mismo, fácilmente manejable por el poder puesto que el mensaje propagandístico va directamente dirigido a los sentimientos de este colectivo, sin pararse a meditar el contenido de dicho mensaje ni reflexionar en las consecuencias que conlleva, anulando la función metalingüística del propio lenguaje.


Por consiguiente, el control de la cultura por parte del poder es el control del individuo.