¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

jueves, 28 de agosto de 2014

LA GUERRA CIVIL EN RUSIA. EL EJÉRCITO ROJO CONTRA EL EJÉRCITO BLANCO



El Ejército Blanco surgió tras la Revolución de Octubre. Estaba formado por ex combatientes monárquicos, demócratas, socialrevolucionarios de derecha, mencheviques, socialistas moderados, y otros personajes que eran opositores de la Revolución de Octubre por razones muy variadas. Las tropas de base del ejército blanco, por su parte, incluían tanto a enemigos declarados de los bolcheviques (muchos cosacos, por ejemplo), defensores de la monarquía, terratenientes y campesinos opuestos a las políticas bolcheviques. Un factor característicos de los Ejércitos Blancos es su tinte nacionalista en contraposición al internacionalismo que promulgaban Marx y Engels con la frase final del Manifiesto Comunista: “Proletarios del mundo, uníos”.

En Ucrania se constituyó un ejército nacional contra la Rusia de Lenin. En Georgia, los mencheviques, dirigidos por Noe Jordania, proclamaron la independencia de la región.

En contraposición al Ejército Blanco, Trotsky creó el Ejército Rojo el 23 de febrero de 1918. Los debates entre los bolcheviques y el resto de facciones revolucionarias donde empezaban a mostrarse las diferencias visones políticas dentro de los partidos que habían realizado la revolución quedaron plasmados en la obra de Trotsky Historia de la Revolución Rusa con esta frase: "Lo que ha sucedido es una insurrección y no un complot. El levantamiento de las masas populares no necesita justificación. Hemos dado temple a la energía revolucionaria de los obreros y soldados de Petrogrado. Hemos forjado abiertamente la voluntad de las masas para la insurrección y no para un complot. Nuestra insurrección ha vencido y ahora se nos hace una propuesta: renunciad a vuestra victoria, concluid un acuerdo. ¿Con quién? Pregunto: ¿con quién debemos concluir un acuerdo? ¿Con los miserables grupitos que se han retirado de aquí?... Pero si ya los hemos visto de cuerpo entero. No hay nadie ya detrás de ellos en Rusia. ¿Con ellos deberían concluir un acuerdo, de igual a igual, los millones de obreros y campesinos representados en este congreso, a quienes aquellos, y no es la primera vez, están dispuestos a entregar a merced de la burguesía? No, ¡aquí el acuerdo no sirve para nada! A los que se han ido de aquí, como a los que se presentan con propuestas semejantes, debemos decirles: "Estáis lamentablemente aislados sois unos fracasados, vuestro papel ya está jugado, dirigimos allí donde vuestra clase está ahora: ¡al basurero de la historia!..."

León Trotsky Historia de la Revolución Rusa



Afectados por el tratado de Brest-Litovsk, ejércitos occidentales y japoneses intervinieron primeramente para impedir la desaparición total del Frente Oriental (mediados de 1918). Tras la derrota de Alemania su intervención tomó un carácter más hostil hacia la revolución y el régimen bolchevique, apoyando y dotando de armamento a los Blancos por miedo al contagio bolchevique. De 1918 a 1920, la Rusia soviética se vio sometida a un drástico embargo por parte de las potencias capitalistas. Sin embargo, las derrotas de los Blancos y la simpatía de las clases populares de su país con respecto a la Revolución rusa obligaron a las grandes potencias a abandonar. Para el historiador Orlando Figes, "la promesa de ayuda aliada era simplemente palabras en el aire. El compromiso de las potencias occidentales jamás proporcionó gran cosa desde un punto de vista material y sufrió siempre de una falta de intención muy clara."




El Ejército Rojo acabó por imponerse en Rusia, Ucrania y Georgia. Sin embargo, Polonia venció a la URSS.

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

La guerra radicalizó espectacularmente al régimen. Para dirigir la guerra total contra los enemigos, el gobierno de Lenin procedió a nacionalizar la práctica totalidad de los comercios, la banca, la industria y el artesanado. Las viviendas de las clases acomodadas fueron colectivizadas, entrando así los apartamentos colectivos en la vida de los rusos. Mientras la moneda se hundía y el país vivía del trueque y de salarios pagados en especie, el régimen instauró la gratuidad de las viviendas, los transportes, del agua, de la electricidad y de los servicios públicos, todos ellos en manos del Estado. Ciertos bolcheviques llegaron a soñar con abolir el dinero, o por lo menos limitar drásticamente su uso. El "comunismo de guerra" (término creado a posteriori, aparecido tras el final de la guerra civil) que había surgido por las difíciles circunstancias, pasó a ser un medio útil para guiar a Rusia hacia el socialismo.

El poder instauró también un potente dirigismo sobre la economía y los obreros. Los bolcheviques, basándose en “El comunismo de guerra”restablecieron un fuerte control sobre las fábricas y los obreros, prohibiendo los sindicatos y las huelgas bajo el pretexto de sacar a la URSS de la mala situación económica. En 1920, Trotsky generó una vasta controversia proponiendo la "militarización" del trabajo. En el campo, destacamentos armados procedieron violentamente a realizar adquisiciones forzadas de cereales para abastecer a las ciudades y al Ejército Rojo.

El poder realizó asimismo un enorme esfuerzo para alfabetizar y proporcionar educación a la población, al tiempo que dirigía sus esfuerzos propagandísticos sobre los soldados y las masas populares. Animó la efervescencia artística y puso a los creadores vanguardistas al servicio de la revolución, lo que generó una vasta producción de obras y carteles que contribuyeron a la adhesión colectiva a los bolcheviques, creando el llamado “arte soviético”, aislando a la Unión soviética de otros movimientos artísticos como el impresionismo o el cubismo.

Estas políticas salvaron al régimen, pero contribuyeron al enorme descontento popular y al hundimiento radical de la producción, de la moneda y del nivel de vida. La economía era una ruina y la red de transportes había sido destruida. El mercado negro y el trueque florecieron. La desigualdad institucional del racionamiento en favor de los soldados y los burócratas suscitó protestas populares. Las ciudades perdieron población, con multitud de obreros y ciudadanos hambrientos que regresaron al campo. Moscú y Petrogrado perdieron de esta forma la mitad de su población, mientras que la clase obrera se descomponía: menos de un millón de activos en 1921, frente a los tres millones de 1917.

Entre 1921 y 1922, la hambruna, unida a una grave epidemia de tifus, acabó con la vida de millones de campesinos rusos.

OSCAR WILDE



Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín, Irlanda de progenitores profesionales y literarios. Su padre, Sir William Wilde, era uno de los cirujanos más destacados de Irlanda, publicando libros sobre arqueología y folklore ; su madre era una revolucionaria poeta y una autoridad en los mitos y el folklore celtas. Estas condiciones crearon un ambiente propenso para el desarrollo de las habilidades artísticas y literarias por las cuales Wilde destacaría en el futuro .

Posteriormente, Wilde estudió mediante becas sucesivas en el Trinity College en Dublín (1871-74), y el Magdalen College, Oxford (1874-1878), que lo premió mediante un título con honores. Durante estos cuatro años, se distinguió no sólo como un erudito clásico e ingenioso autor, pero también como poeta. Fue profundamente impresionado por las enseñanzas de los escritores ingleses John Ruskin y Walter Pater sobre la importancia central del arte en la vida, específicamente por el énfasis de la última en la intensidad estética mediante la cual esta debe ser vivida.

A inicios de la década de 1880, cuando la Estética era la ira y la desesperación de Londres, Wilde se estableció a si mismo en círculos artísticos y sociales debido a su ingenio y vistosidad. Pronto, el periódico Punch lo hizo el objeto satírico del antagonismo de esta publicación a los Estéticos por lo que es considerada la devoción no masculina de ellos al arte y la vida, algo que evidentemente se refleja en El Retrato de Dorian Gray, además de los característicos poses amanerados y típico traje estético mediante el cual Wilde exhortaba a todos a que "amen a la belleza y al arte".

Son estas conductas las que hacen a Wilde un escritor interpuesto entre el romanticismo y realismo, ya que destaca la belleza del mundo en que vivimos al mismo tiempo que la ambienta con tragedias realistas y veraces de la época victoriana inglesa, una época en la cual se vivían grandes cambios en las formas de vida a expensas de los valores y la ética humana.

El realismo es un movimiento literario que denota en la obra de Oscar Wilde por su uso de observaciones y descripciones detalladas en el contexto textual, presentes para crear un ambiente ficticio cuyos aparentes aspectos de la realidad lo hacen accesible al lector. Dichos objetivos emergieron en la literatura principalmente a través de la novela, que podía estrechamente aproximar el diálogo y detalle de la vida humana mejor que la poesía, el cuento o aún el drama.

Después de ser liberado en 1897, se retrajo a París por el resto de su vida sin poder volver a alcanzar la capacidad literaria que tenía antes de ser condenado, sufriendo una triste muerte en 1900 a la corta edad de 46 víctima de meningitis.

Fue un gran escritor y dramaturgo reconocido por su brillante ingenuidad, pero su vida terminó en la deshonra y la pobreza, algo que es tétricamente similar con la vida del personaje de Dorian Gray que creó en su única novela cinco años antes de morir, una novela que se proseguirá a analizar y discutir.

OBRA


Entre sus primeras obras se cuentan dos colecciones de historias fantásticas, escritas para sus hijos, El príncipe feliz (1888) y La casa de las granadas (1892), y un conjunto de cuentos breves, El crimen de lord Arthur Saville (1891). Su única novela, El retrato de Dorian Gray (1891), es una melodramática historia de decadencia moral, que destaca por su brillante estilo epigramático. Aunque el autor describe todo el proceso de la corrupción del protagonista y, a través del sorprendente final, defiende la lucha contra la degradación moral, los críticos de su tiempo continuaron considerándole un inmoral.

Las obras teatrales más personales e interesantes de Wilde fueron las cuatro comedias El abanico de lady Windermere (1892), Una mujer sin importancia (1893), Un marido ideal (1895) y La importancia de llamarse Ernesto (1895), caracterizadas por unos argumentos hábilmente entretejidos y por sus ingeniosos diálogos. A pesar de su escasa experiencia dramática, consiguió demostrar un talento innato para los efectos teatrales y para la farsa, y aplicó a estas obras algunos de los métodos creativos que solía utilizar en sus restantes obras, como las paradojas en forma de refrán inverso, algunas de las cuales han llegado a hacerse muy famosas: "Experiencia es el nombre que cada uno da a sus propios errores" o "¿Qué es un cínico? Una persona que conoce el precio de todo y el valor de nada".

En contraste con sus comedias, Salomé es una obra teatral seria sobre la pasión obsesiva. Originalmente escrita en francés, la estrenó en París en 1894 la reconocida actriz Sarah Bernhardt. Despues, el compositor alemán Richard Strauss compuso una ópera homónima basada en ella. Lord Alfred Douglas la tradujo al inglés, en 1894, y el artista Aubrey Beardsley la ilustró.

En la cárcel, Wilde escribió De profundis (1895), una extensa carta de arrepentimiento por su pasado estilo de vida. Algunos críticos la han considerado una obra extremadamente reveladora; otros, en cambio, una explosión sentimental muy poco sincera. La balada de la cárcel de Reading (1898), escrito en Berneval, Francia, muy poco después de salir de prisión, y publicado anónimamente en Inglaterra, es uno de sus poemas más poderosos. En él retrata la dureza de la vida en la cárcel y la desesperación de los presos, con un lenguaje bello y cadencioso. Durante muchos años, el nombre de Oscar Wilde sobrellevó el estigma impuesto por la puritana sociedad victoriana. En la actualidad, el artista que se esconde tras ese nombre ha sido reconocido como un brillante crítico social, y sus obras mantienen una vigencia universal. En la literatura en español su influencia se dejó notar en los escritores más esteticistas desde el español Ramón Gómez de la Serna, pasando por el chileno Eduardo Barrios o el catalán Pere Gimferrer. El escritor y editor Ricardo Baeza ha traducido casi toda su obra publicada, primero en España y después en Buenos Aires, donde se exilió durante la Guerra Civil española.


miércoles, 27 de agosto de 2014

POR QUÉ APOYO A VENEZUELA Y LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

Si hay un acontecimiento que ha revolucionado el panorama latinoamericano y el panorama mundial es el Proceso Bolivariano iniciado por el Comandante Hugo Chávez Frías y que continúa la figura del actual presidente Nicolás Maduro. La Revolución Bolivariana ha sido uno de los principales hitos del siglo XX y Del siglo XXI. Adorado por unos, principalmente, los oprimidos y todos aquellos que luchamos por un mundo más humano y socialista y vilipendiada, satanizada y criminalizada por el capitalismo a través de sus diversos Medios de Comunicación e intelectuales orgánicos, la revolución Bolivariana sigue su camino con sus dificultades, como lo sufre Cuba, con miles de enemigos que pretenden ahogar los logros de la Revolución poniendo a la opinión pública en contra de este proceso bolivariano, repitiendo sus mentiras una y otra vez de manera goebbeliana, evitando así que la gente se documente, se informe y tenga su propia opinión sobre Venezuela. Nicolás Maduro Moros se enfrenta a un continuo proceso de sabotaje de la reacción, del imperialismo y de los MDC que distorsionan el proceso bolivariano.

Yo estuve en Venezuela hace un año, viendo y observando como periodista, las luces y sombras del legado de Chávez. Tengo mis diferencias, pero sé cuál es mi posición: estamos juntos en la misma trinchera frente al imperialismo y al capitalismo.

viernes, 22 de agosto de 2014

ARTURO BAREA Y LA FORJA DE UN REBELDE

Sin lugar a dudas, la Guerra Civil Española ha sido el acontecimiento más importante acaecido en este país durante la primera mitad del siglo XX. Mucho se ha escrito sobre este tema: son innumerables las referencias a ella en novelas, libros y el cine español. Pero, sin embargo, en mi humilde opinión lo mejor que se ha escrito sobre este tema viene de la mano de Arturo Barea y su obra La forja de un rebelde. 

¿Quién era Arturo Barea? ¿Por qué la forja de un rebelde sigue siendo un libro de culto para entender la historia de principios de siglo de este país?

La figura de Arturo Barea

Arturo Barea nació en Badajoz el 20 de septiembre de 1897. Tras la muerte de su padre a los 34 años, Barea se traslada a Madrid junto a su madre y sus hermanos. Barea tuvo la oportunidad de estudiar y tener una educación gracias a unos tíos acomodados mientras su madre y sus hermanos siguieron con su vida humilde. Tras la muerte de su tío, abandonó los estudios a los trece años y empezó a trabajar de aprendiz en un comercio, donde demostró su talento y su gran inteligencia, terminando en un banco hasta 1914. En 1920 le enrolaron en la Guerra de Marruecos, donde conoció a Millán Astray y a Franco y vivió la derrota de Annual en 1921.

Tras la caída de la dictadura de Primo de Rivera y la proclamación de la Segunda República, Arturo Barea muestra su compromiso con el nuevo régimen y las esperanzas que conlleva: se afilia a la UGT y, durante la Guerra Civil Española, realiza diversas misiones culturales y propagandísticas: fue responsable del servicio de censura de la prensa extranjera en el Ministerio de Estado el cuál operaba desde el edificio de la Telefónica de la Gran Vía madrileña. Fue allí donde vivió el asedio fascista y los bombarderos contra la ciudad republicana. Participó en la radio bajo el pseudónimo de La Voz desconocida de Madrid.

En 1938 se casó con la periodista austriaca Ilse Kulcsar, figura clave para la traducción de sus obras al inglés. Tras la victoria fascista el 1 de abril de 1939, Barea parte al exilio hacía Inglaterra donde continuó su obra literaria hasta su muerte el 24 de diciembre de 1957. La lápida de su tumba fue colocada por Olive Renier tras la muerte de Ilse en Viena en 1972. Renier escribió sobre Barea:

"Yo erigí la lápida, pero fuí incapaz de encontrar palabras que expresaran mis sentimientos por aquellas cuatro personas, cuya causa (aunque ellos decían encontrarse entre los afortunados), era el símbolo de las enormes causas perdidas de nuestra generación- la causa de España, la de los judíos, la de la socialdemocracia en Alemania, en Italia, en fin, en toda Europa."



La obra de Barea: La Forja de un rebelde

Todos sus libros fueron publicados, primero en inglés y después en castellano, a excepción de los 20 cuentos de guerra Valor y Miedo: relatos, publicados en Barcelona en 1938. Posiblemente, su obra más importante es la trilogía La forja de un rebelde, publicada en 1951. Esta obra es una demostración de su control creativo, con una gran veracidad y realismo, como queda demostrado en las descripciones de los personajes, los ambientes y las ideas que rodearon su juventud y su madurez.

Esta obra autobiográfica fue escrita en Inglaterra entre 1940 y 1945. La primera parte (la Forja) narra la infancia de Barea, donde tuvo la oportunidad de aprender gracias a unos tíos acomodados. Demostró una gran inteligencia y avidez desde pequeño, donde observó también las contradicciones de clases entre sus compañeros, entre aquellos que tenían una vida humilde y aquellos que tenían dinero y poder. La Forja es la toma de conciencia de Arturo Barea, de la observación de la cruda realidad, de la distinción entre clases sociales que le marcaron su compromiso con la búsqueda y la lucha por un mundo más humano y más justo.

En la Segunda parte (La Ruta) Barea fue llamado para el servicio militar, donde le aceptaron como dibujante y tuvo la esperanza de aprender una especialidad, pero entonces le mandaron a África como topógrafo: Estuvo en Ceuta, en la construcción de la pista de Hámara, en Tetuán, y en las operaciones de Beni-Arós, al igual que en las de Melilla, donde cayó enfermo de tifus, y tras 2 meses de permiso volvió a África. Después le ofrecieron ir a las líneas de fuego o sustituir al Sargento Cárdenas, tras ser ascendido a suboficial. En la oficina había varios compañeros, el Cabo Surribas, Romero el Sargento de almacén, Oliver el Sargento de caja y Fernández Sargento de Coronela.

En todo el tiempo que Barea está en las oficinas, reflexiona sobre qué hacer cuando acabe el año de servicio militar que le queda, no sabe si seguir en el ejército y así tener algo que comer, o dejar el ejército e irse a Madrid y con lo que tiene ahorrado podría vivir 2 o 3 meses hasta que encontrase trabajo, Barea tenía ya 24 años, así que no le resultaría fácil encontrar trabajo. A Barea le entran las ganas de escribir un libro, ya que era una de sus ilusiones el ser escritor.

En Ceuta se encontró con Chuchin, una mujer guapa, y con ella se le convirtió la vida en una cosa tranquila y pacífica, a quien después tiene que dejar a su regreso a España tras licenciarse. En uno de los bares de Ceuta hace amistad con el pianista Alcalá-Galiano.

Más tarde, el Capitán Sancho era jefe de la comunicación en Morse. Le ofrece a Barea un puesto como telégrafo, pero Barea no acepta. Los reclutas analfabetos estaban condenados a resistir el choque brutal contra los ataques de los moros que aumentaban, fue el periodo de victorias de Abb-el-Krim.

Llegó un nuevo Coronel que procedía del Tercer Regimiento de Zapadores de Valencia, ya que el coronel había alcanzado el límite de edad y paso a la reserva. Barea se presenta ante él como el Sargento de mayoría. Este coronel revoluciona a toda la ciudad, ya que arresta a casi todos los soldados, cabos, sargentos...Tras los diversos hechos ocurridos en la operación contra Raisuni, el General Berenguer dimitió, y el General Burguete le sucedió como alto comisario de Marruecos, Millán Astray fue destituido tras el nombramiento de Franco como jefe de la Legión.

Raisuni se había aliado con Abd-el-Krim, por lo que el General Burguete entablo negociaciones inmediatas con Raisuni. De un día a otro estaba cercado en Tazarut a merced del Gobierno Español. Al Raisuni se le restauraron sus honores principescos, le pagaron una importante indemnización y las tropas se retiraron del yébel Alam. El General Burguete estaba despidiendo gente de acuerdo con la lista que el Raisuni le había ofrecido, Franco al igual que todos los demás estaban furiosos, y por ello la Legión quería levantarse.

Al mismo tiempo tenían negociación con Abd-el-Krim para el rescate de los prisioneros que tenia. Durante la Gran Guerra en Madrid tuvieron grandes problemas, estaban al borde de una revolución, la plebe se las había manejado para hacerle al Rey responsable de lo sucedido en Marruecos. Intentan proclamar la República y hacerles abandonar Marruecos.

A Barea le quedaba poco tiempo de servicio militar, se puso enfermo y le recomienda volver a Madrid. El mismo día que Barea marcha a Madrid, también lo hace el Sargento Manzanares porque le dieron un tiro. A su llegada a Madrid le esperaban en las estación de Atocha su madre y su hermano, su hermana estaba ya casada. Al día siguiente Barea se va a la Puerta del Sol a esperar cruzarse con Don Agustín, quien le da un trabajo. Se encuentra con su amigo Antonio Calzada. Y otro día se encuentra con el Comandante Tabasco, quien le cuenta que en España todo va a cambiar.

Todos esperaban algo grave y violento hasta que en los días del 12 al 13 de Septiembre de 1923 el General Primo de Rivera se proclamó a sí mismo dictador de España tras dar un golpe de Estado. El Gobierno dimitió, algunos miembros huyeron al extranjero, y el Rey dio la aprobación, y España se convirtió en una dictadura. Primo de Rivera quería terminar con la guerra de Marruecos, pero por ello tendría problemas, ya que había gente que opinaba que no podía dejar Marruecos hasta que no estuviera completamente conquistado, ya que Marruecos era un Protectorado Español, y por otro lado estaban los cientos de personas del ejército español que estaban allí, que vivían de aquella guerra.

En 1925 las tropas de Abd-el-Krim y las del Raisuni se habían unido para echar a las tropas españolas de Xauen, quienes después se pelearon por el territorio. Abd-el-Krim hizo prisionero al Raisuni, y este murió. Mientras tanto Mohammed, hermano de Abd-el-Krim, fue a Londres para publicar unas declaraciones en las que prometía la paz en cuanto las naciones europeas reconocieran la República del Rif. Tras este hecho se volvieron más frecuentes las incursiones y emboscadas a la zona francesa, y estos comenzaron una ofensiva en Abril. En Mayo Primo de Rivera negocio un armisticio de 3 meses con Abd-el-Krim.

En verano Barea recibió una carta de Córcoles desde Marruecos, donde le cuenta que Franco ha presentado su dimisión y que todos los oficiales han declarado su solidaridad con él. Días después Barea leyó en un periódico que la guerra en Marruecos había comenzado de nuevo, el desembarco había sido hecho por el Coronel Franco a la cabeza de sus legionarios.

En la Tercera parte (la Llama) Arturo Barea describe el ambiente de la Guerra Civil española, donde el protagonista residente en el pueblo toledano de Novés observa la impunidad de los caciques frente a los campesinos. Estamos en pleno Bienio Negro: La república está en manos de Lerroux y la CEDA de Gil Robles quienes están destruyendo todas las reformas del gobierno republicano-socialista de Azaña y acaban de reprimir la Revolución Asturiana enviando al ejército. La situación social, política y económica es explosiva. Con la llegada de las elecciones generales del 36, Barea conseguirá organizar un mitin en el pueblo que devolverá por algunos momentos a sus habitantes más humildes la dignidad perdida.

En este último volumen, el lector podrá observar la postura de la derecha, la iglesia, los terratenientes y todos aquellos que veían la República como un "demonio rojo" que venía a abolir sus privilegios y su viraje hacia posiciones golpistas. Las izquierdas empezaron a confluir en el Frente Popular, unión efímera que explosionaría nada más comenzar la Guerra Civil.
El autor describe muy bien el ambiente de los primeros días de guerra en Madrid: en principio la vida cotidiana continua: hay una verbena en el Paseo del Prado, la gente sale el domingo a comer en el campo... Pero bien pronto los tiroteos callejeros y los bombardeos nocturnos avisan a los madrileños de que la guerra va en serio.

Si bien al principio el protagonista está convencido de querer colaborar con la República desde su puesto de censor de la prensa , los bombardeos indiscriminados, la falta de disciplina de los milicianos, el abandono de los refugiados y las disputas en mismo seno del bando republicano van a ir minando su moral y sus nervios.
La crónica de Barea es el fiel reflejo de las crudezas de la Guerra Civil:   de la lucha contra la miseria de los que están atrapados en medio de una guerra cruel y amarga. Sus simpatías siempre son para un pueblo que consigue su dignidad luchando y haciéndose matar por quienes les han oprimido durante siglos.
El final de Arturo Barea es el de los perdedores, el de los muchos españoles que salieron del país por la puerta de atrás del exilio, solo que él supo dejarnos estás crónicas sinceras, uno de los mejores testimonios de nuestro desastre colectivo:

"Le hablé de la guerra, repugnante porque enfrentaba a hombres de la misma sangre unos contra otros, en una guerra de dos Caínes. Una guerra en la cual sacerdotes eran fusilados en las afueras de Madrid y sacerdotes daban su bendición al fusilamiento de pobres labradores. (...) Millones como yo, que amaban sus gentes y su pueblo, estaban destruyendo, o ayudando a destruir, aquel pueblo y aquellas gentes tan suyas. Y lo peor es que ninguno de nosotros tenía el derecho de permanecer neutral".


miércoles, 20 de agosto de 2014

REINVINDICANDO A ROBESPIERRE Y SU LEGADO REPUBLICANO

Maximilien François Marie Isidore de Robespierre o mejor conocido simplemente como Maximilien de Robespierre fue uno de los más importantes líderes de la Revolución Francesa. Desgraciadamente, para muchos lectores y estudiosos, el legado de Robespierre se limita únicamente al Terror y la guillotina. Sin embargo, su labor social y republicana ha sido eclipsada por las cabezas y la sangre que derramó. ahora, más que nunca, es necesario reivindicar su legado social

Su historia y vida

Desde su entrada en el movimiento revolucionario se dedicó a defender la causa revolucionaria y la nueva república a capa y espada, sin importar cuan radicales fueran las medidas tomadas ni la cantidad de sangre derramada.

Defendió la concesión de los derechos políticos a todos los ciudadanos, el sufragio universal y directo, las libertades de prensa y reunión, la educación gratuita y obligatoria y la abolición de la esclavitud y de la pena de muerte. Su fama de hombre íntegro y de costumbres austeras le ganó el favor de las gentes, que comenzaron a llamarlo el Incorruptible. Durante el período legislativo afirmó su ascendencia en el Club de los Jacobinos ,si bien su oposición a la guerra, por considerar que favorecía a la causa contrarrevolucionaria, lo enfrentó a los girondinos.

Fue un firme defensor de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, criticando las medidas girondinas que consideraba antisociales, como la diferenciación entre "ciudadano activo", es decir, aquel que tenía una determinada renta y podía participar en política y "ciudadano pasivo": para Robespierre, todos los ciudadanos, sin distinción eran iguales bajo los auspicios de la Revolución Francesa: fue un firma defensor del sufragio universal masculino y firme opositor al colonialismo francés "Perezcan vuestras colonias, si las conserváis a ese precio". Tal era su compromiso con el lema de la Revolución Francesa, que fue uno de los primeros revolucionarios del siglo XVIII que diferenció entre el liberalismo político (dotar de una serie de derechos y libertades al ciudadano para poder vivir en libertad) y el liberalismo económico ( el capitalismo): Robespierre defendía la democracia radical, la revocación de los cargos públicos por parte de los ciudadanos en caso de que hubiera un abuso de poder, y asimismo, exigió que la nueva República francesa debía dotar a los nuevos ciudadanos de una serie de derechos sociales como trabajo, pan... que les permitieran vivir dignamente en la nueva República Francesa.


Debido a sus fuertes tendencias de rectitud y moral (a las que muchos de sus contemporáneos no pudieron ajustarse) se le conoció como “El Incorruptible”. Sin embargo, la virtud fue la desgracia de Robespierre, ya que el régimen del terror que había instaurado se volvió en su contra después de la batalla de Fleurús, cuando dejó de existir la amenaza a la república y una coalición cansada de soportar su estricta moral y el régimen de terror impuesto, lo depusieron y finalmente lo mandaron a la guillotina.


El legado de Robespierre

Basándome en el pensamiento de Robespierre, el lector podrá encontrar la principal diferencia entre un liberal y un republicano: para el liberal, la sociedad es un conjunto ficticio de cuerpos individuales donde no debe intervenir el Estado ya que supone una interferencia en el espacio privado del individuo. En definitiva, el estado debe limitarse únicamente a defender el derecho de la propiedad.
Sin embargo, el republicano defenderá la igualdad de los seres humanos, con un sistema electoral proporcional, donde cada persona es un voto, que tiene una serie de derechos y deberes, que debe participar en política a través de su voluntad sin ser coaccionado por el sistema económico; y dicha República garantizará una serie de servicios como la vivienda, la educación, la sanidad... para que el ser humano pueda vivir en libertad.

domingo, 17 de agosto de 2014

FEDERICO GARCÍA LORCA

Federico García Lorca nació el 5 de junio de 1898 en el municipio de Fuente Vaqueros, Granada en el seno de una familia acomodada. Su padre, Federico García Rodríguez era un próspero y respetado hacendado y su madre, Vicenta Lorca Romero, maestra de escuela, de quien el propio poeta dijo haber heredado su inteligencia y el amor al arte.

Desde pequeño, Lorca mostró una gran habilidad para aprender canciones populares y escenificar oficios religiosos. Empezó su carrera de estudiante bajo la tutela del maestro Rodríguez Espinosa en Almería desde 1906 hasta 1909. Volvió a Granada para realizar el bachillerato y empezar la carrera de derecho en 1915, carrera que abandonó cuando se instaló en la Residencia de Estudiantes de Madrid (1918-1928) donde conoció a sus compañeros de la Generación del 27 ( generación llamada así por la celebración del tricentenario de la muerte del poeta Luis de Góngora) entre los que destacan Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Luis Buñuel y salvador Dalí.


Después de su madre, fue Fernando de los Ríos quien estimuló su amor por la poesía; escribiendo, así, en 1917 su primer artículo sobre el aniversario de José Zorrilla.

En 1918 publicó su primer libro, Impresiones y paisajes. En 1920 se estrenó en teatro su obra El maleficio de la mariposa, en 1921 publicó su primera obra en verso, Libro de poemas, con la cual consiguió llamar la atención y en 1923 se estrenaron sus comedias  La niña que riega la Albahaca y El Príncipe Preguntón. Sin embargo, el reconocimiento y el éxito literario de Lorca llegó con la publicación, en 1927, de Canciones, el la representación del drama patriótico, Mariana Pineda.

Entre 1921 y 1924, escribió una obra basada en el folclore andaluz, El poema del cante jondo ( publicada en 1931), un libro donde muestra ya su madurez como escritor y un rasgo característico de su literatura: la identificación con lo popular y su posterior estilización culta, que llevó a su plena madurez con el Romancero Gitano (1928), obra donde se funde lo popular y la cultura para cantar al pueblo perseguido de los gitanos, logrando un lenguaje personal, inconfundible a través de la similación y formas populares combinados con audaces metáforas y la estelización propia de la poesía pura de la Generación del 27. Junto a un grupo de estudiantes granadinos funda en 1928 la revista Gallo, de la que publican dos únicos ejemplares.

En 1929, Lorca viajó a Nueva York tras un periodo de serios problemas emocionales (tendencia al suicidio, soledad y homosexualidad). Allí consiguió recuperar el equilibrio y  dejar un obra inmemoriable Poeta en Nueva York publicado en 1930, un canto angustiante, con ecos de denuncia social contra la civilización urbana actual. Antes ya había publicado sus libros Canciones (1927) y Primer romancero gitano (1928).

La llegada de la Segunda República supuso un soplo de aire fresco para el poeta granadino. Vive un periodo de intensa vida cultural junto a sus compañeros de la generación del 27: Se encarga desde 1932 de la codirección de la compañía estatal de teatro La Barraca, compañía de teatro universitario que se proponía llevar a los pueblos de España el teatro clásico del Siglo de Oro. Su interés por el teatro es la cristalización artística de su progresiva evolución hacía lo colectivo, hacía la labor social, educativa y pedagógica con el pueblo español: Los dos últimos años de su vida, los consagró al teatro. su dos últimas obras son Yerma (1934), una tragedia al modo clásico griego con un corifeo que dialoga con la protagonista comentando la acción. Al igual que Bodas de Sangre (1933) donde narra un suceso real que inspiró el drama de una novia que huye tras su boda con un antiguo novio, Leonardo, Su huida, llena de premoniciones, en la que la muerte aparece como personaje, presagia un final al que se viene aludiendo desde la primera escena: la muerte de los dos hombres, segando así la continuidad de su estirpe. De esta manera, la pasión y la autobúsqueda concluyen con la destrucción del orden establecido.

El levantamiento militar de Sanjurjo, Mola y Franco y la posterior  guerra Civil Española supusieron su sentencia de muerte. Tras una denuncia anónima, el 16 de agosto de 1936 fue detenido en casa de su amigo, el falangista y poeta luis Rosales. A pesar de que los golpistas prometieron que sería puesto en libertad si no existía denuncia en su contra, ninguno de sus amigos falangistas le defendieron. Así, el 19 de agosto de 1936, fue fusilado por "rojo, republicano y maricón".

miércoles, 13 de agosto de 2014

LOS GRIEGOS Y LA ORATORIA

En un país en que todos los asuntos de gobierno y de todas las causas se resolvían después de haber oído discursos, los que sabían hablar podían pedir mucho. Unos pronunciaban discursos en la Asamblea para persuadir al pueblo de que adoptasen resoluciones que aconsejaban con respecto al gobierno interior, la guerra o la paz. Por eso, los oradores fueron en Atenas personas influyentes. Eran hombres de   cómo Pericles, Cleón y, más tarde, Demóstenes. Juzgaban también las causas jurídicas de los ciudadanos, pero la Asamblea de justicia, llamada heliea, era mucho menos numerosa que la de gobierno.
Todos los años se   por sorteo los miembros de ella. Eran probablemente 6.000 en total, pero no todos se reunían a la vez, ya que estaban divididos en secciones de 500 miembros cada una. Por la mañana, los miembros se reunían en la plaza pública.
Se sorteaba para saber en qué local celebraría audiencia cada sec­ción a qué día y a qué clase de causas habían de juzgar.
Un magistrado presidía el tribunal, constituido de ordinario por quinientos ciudadanos, a veces por mil y, en ocasiones especiales, la cifra podía elevarse   mil quinientos o dos mil.
Los dos litigantes se presentaban en persona, porque ellos mismos debían defenderse. Hablaban por turno un tiempo determinado. En la sala había un reloj de agua. El litigante tenía derecho a hablar todo el tiempo que caía el agua, pero no más.
Cuando habían terminado los discursos, los jueces, sin delibe­rar   ellos, votaban depositando en una urna piedrecitas blan­cas o negras.
Los más antiguos hablaban con sencillez, sin gritar ni gesticular. Pero, a partir de Cleón, la mayor parte de los oradores tomaron la costumbre de hablar con viveza, paseándose por la tribuna y moviéndose mucho.
Se   que Demóstenes, el más famoso orador de la Asamblea , tuvo un comienzo muy pobre, porque era tartamudo y este defecto quitaba mucha fuerza a las ideas que exponía. Entonces, construyó un subterráneo en el jardín de su casa y se rapó la cabellera, en un tiempo en que la cabellera y la barba eran signos de distinción, de modo que no podía salir a la calle con esa presencia. Para mejorar su discurso, se echaba a la boca piedrecillas de la playa para obligarse a pronunciar con claridad; además utilizó sus manos y sus brazos para dar mayor fuerza a los parlamentos; por último, hizo un arte en dar el volumen a su voz cuando lo requería su discurso. De vuelta a la Asamblea , desde el primer momento conquistó a sus escuchas.
En años posteriores, porque la ley no permitía que los litigantes presentaran a un abogado que hablará por él, éste debía hacer su propia defensa. Pero nada impedía que encargase de hacer el discurso a otra persona. A partir de fines del siglo V a.C., hubo oradores que hicieron de esta modalidad un oficio y el redactar discursos para los particulares que se los   a buen precio, era la forma de financiar sus vidas. El litigante se aprendía estos discursos de me­moria y lo recitaba ante los jueces. De estos fabricantes de discursos, dos sobre todo fueron célebres, Iseo y Lisias. No eran ciudadanos de Atenas ni tenían el derecho de hablar ante el tribunal ni ante la Asamblea.
Pericles y Cleón, los oradores griegos más antiguos, no escribían sus discursos, y de su elocuencia no tenemos sino lo que nos dice la fa­ma. Solamente a partir de fines del siglo V a.C. los oradores atenienses empezaron a escribir sus discursos, unas veces en el momento de componerlos, otras después de haberlos pronunciado.
Se han conservado oraciones de diez de estos oradores, que to­dos vivieron en Atenas desde fines del siglo V hasta igual período del IV a.C. Se les llama los diez oradores áticos. Atenas fue en dicho período la ciudad de la elocuencia.
"la política se reviste con el atuendo de la retórica" Aristóteles


BOMBITA RODRÍGUEZ

Cuando uno navega por youtube, puede encontrarse con muchas peculiaridades. Miles de vídeos anónimos y conocidos, pero entre todos ellos, los vídeos de Bombita Rodríguez son el resultado de combinar la lucha política con las canciones populares argentinas, creando en el espectador que lo observa y lo comparte a través de las redes sociales una gran aceptación, llevándolo a las grandes discusiones entre periodistas e intelectuales argentinos como Jorge Lanata, Horacio González, Jorge Fontevecchia, Pablo Alabarces, Rocco Carbone, entre otros. También ha sido comparado con diferentes y diversos personajes de Argentina como,por ejemplo, el dirigente Luis D'Elía, el funcionario Guillermo Moreno, el periodista Horacio Verbitsky, el cantante Dean Reed, el compositor Dimitri Shostakovich, entre otros.

Las comparaciones han tenido diversas contestaciones: Jorge Fontevecchia interpretaron al personaje como una crítica a la izquierda, acción desmentida por el propio Diego Capusotto. Palito Ortega recibió con agrado la broma de Capusotto y hasta expresó su deseo de cantar con él.

La primera aparición de Bombita Rodríguez fue el 5 de mayo de 2008 en el programa de televisión Peter Capusotto y sus videos, emitido por Canal 7 (Argentina).

Descripto en el programa como "el Palito Ortega montonero", es un cantante y actor argentino de la década de 1970, integrante de la organización Peronista, Montoneros, que difunde la doctrina peronista y marxista con canciones populares al estilo de Palito Ortega. La broma se origina en la combinación de elementos antinómicos: la canción popular que generalmente pondera el optimismo, el amor por la familia y los valores cristianos es sustituida por consignas del peronismo revolucionario y el comunismo.

¿DE DÓNDE VIENE BOMBITA RODRÍGUEZ?

Hijo de Evelyn Tacuara, del nacionalismo católico, que le inculcó su amor por la música, y de Grunkel "Cacho" Abramov, más conocido como el payaso Barricada, "el más renombrado clown del trotskismo quien le legó su pasión por las masas" Hizo furor en los '70, canciones, películas y shows de TV. Y tuvo un rival: Cecilio (también intepretado por Capusotto), cantante que promovía la persecución de comunistas. Actualmente, Bombita vive exiliado en la isla cubana.


Algunos de sus trabajos son como LPS Ritmo, amor y materialismo dialéctico; La sonrisa de mamá es como la de Perón; carnaval carioca peronista., como canciones "La lucha armada" (con la música de "Viva la vida", de Palito Ortega), "Armas para el pueblo", "La clase obrera es lo mejor", "Expropiar", "A bailar el Mao Mao" (en alusión al líder comunista chino), "Por la liberación", "La sonrisa de mamá es como la de Perón" (sobre "La sonrisa de mamá", de Palito Ortega), "Fusiles de caramelo", "El picnic de los montoneros", "Tercera posición", "Revolución" (sobre la música de Only you), "Socialismo espacial y popular", "Carnaval Carioca Peronista", "Eres Una Burguesa que Finalmente Te Adherirás Al Movimiento Justicialista" (basada en "Olvídame y pega la vuelta" de Pimpinela), "Un oligarca de mierda más", "Navidad peronista", "Correbombita" (basado en El Coyote y el Correcaminos), el blues "Mejor Perón".


Pero no solo ha desarrollado su faceta musical. Podemos encontrarlo en películas como Amor y frente de masas, Me gustan tus ojos y tu pensamiento leninista, ¡Qué linda es mi familia, lástima que sean unos burgueses sin conciencia nacional! (parodia de ¡Qué linda es mi familia!), Las aventuras del montonero invisible, Montoneros contra los burócratas sindicales del espacio, El picnic de los montoneros, Vení que te montonero, Agente 0017 de Octubre al servicio del justicialismo y, protagonizadas por Isabel Sarli, Orgasmo peronista y Noches de sexo y justicialismo, también ha salido en la televisión argentina en programas como El show del Monto Yiyo y Perón Pregunta (con la participación del dirigente argentino Juan Domingo Perón); en la cubana con el Show de VideoMarx, Rolando Rivas Marxista y 100% Lucha de Clases y en la estadounidense produjo, junto a los hermanos Warner, el dibujo animado Correbombita. También hemos podido encontrarlo en anuncios como el fijador La Orga, el juego de mesa El Montonero Mágico, el sacacorchos Juan Domingo Tirabuzón, el aceite Montonero, el alfajor Jorgito Antonio y las toallas femeninas Siempre libres o muertos jamás esclavos.
 

domingo, 10 de agosto de 2014

LA HISTORIA ME ABSOLVERÁ

El 16 de octubre de 1953 un joven revolucionario cubano fue juzgado, junto al resto de sus compañeros por haber intentado ocupar el cuartel de la Moncada el 26 de julio de ese mismo año. La hazaña no dio sus frutos pero esta derrota no le detuvo en su guerra contra la dictadura batistiana y consiguió finalmente tumbarla. Ese joven revolucionario era Fidel Castro y su alegato de defensa dejó una huella imborrable en la historia bajo el nombre " La historia me absolverá".

Lejos de querer compararme con la figura del Comandante, me permito tomar prestadas sus palabras, tan presentes en esta época y tan actuales: todos los que luchamos por un mundo mejor, más humano y más solidario somos, como diría, Bertolt Brecht, hombres imprescindibles. Imprescindibles porque seguimos en las barricadas, resistiendo, sin decaer en nuestro intento, sabiendo que para avanzar a veces hay que retroceder y que hay que seguir luchando aunque la derrota sea previsible.

La vida es ya de por sí dura y una mera cuestión de supervivencia. Nuestra naturaleza nos hace egoístas, sucios, zafios y ruines... sin embargo, está en nuestra mano revertir esa situación: podemos hacerlo porque tenemos, a pesar del pesimismo de nuestra inteligencia, el optimismo de nuestra voluntad; porque a través de la rebeldía y la desobediencia hemos constituido el motor de cambio de nuestra historia; porque la rebeldía no es un grito ronco en el desierto sino la toma de conciencia y la comprensión de nuestra situación actual para poder reconvertirla, tumbarla y enterrarla.

La lucha es parte de nuestra vida y de nuestra historia: no es una batalla contra unos gigantes imaginarios, una persecución de quimeras sino una lucha más importante: la lucha contra el pensamiento único, aquel que te dice "no pienses, no actúes, quédate en casa, no te metas en líos, tranquilízate que todo pasará". Y es cierto que todo pasa y todo llega, pero de vez en cuando hay que echar mano de los frenos de emergencia de Walter Benjamin para subvertir el orden establecido, para que nuestros gritos y nuestros chillidos tomen forma y no se conviertan en un eco sordo en el desierto del tiempo.

"Fue en España donde los hombres aprendieron que podían tener razón y, aún así conocer la derrota"

Pero muchas veces esa rebeldía no da los frutos esperados o tarda demasiado tiempo en cristalizarse. El cansancio y el conformismo son los enemigos con los que debe lidiar cada día esta rebeldía. La historia nos ha dejado varios ejemplos al respecto: la derrota de la Segunda República española a manos del fascismo internacional es el más claro de ellos. Con las sucesivas derrotas, los vencedores siembran el miedo, intentan eliminar a toda disidencia intelectual, creando un pensamiento único, un nuevo Gran Hermano llamado Mercado y Competitividad, que desperdiga las semillas del conformismo, de la apatía, de la deshumanización del hombre a través de los Medios de Comunicación, vendiendo la guerra, el hambre, la miseria como un espectáculo, creando miles de programas que nos incitan al consumo, que nos bombardean con la vida de los famosos y de los ricos a quienes colocan en un pedestal y los intelectuales orgánicos de turno repiten de manera goebbeliana el mensaje de los mercados, del pensamiento único mientras silencian a toda disidencia tachándoles de "locos", "utópicos", "subversivos"... España es el ejemplo más claro: aunque las nuevas generaciones intentan salir de la caverna mediática y alcanzar la luz, la apatía y el conformismo sigue imperando en gran parte de la sociedad española, aunque, poco a poco, esta situación se esté revirtiendo gracias a las acciones de los movimientos sociales, de ciertos partidos políticos, de ciertos intelectuales orgánicos disidentes contra el pensamiento único. Pasos a paso, haciendo camino al andar, las cosas pueden cambiar: ya se ha notado en las últimas elecciones europeas, en la que el miedo está cambiando de bando.

Como dijo Fidel Castro " La Historia me absolverá" y absolverá a todos aquellos que luchamos por destruir este sistema injusto desde los cimientos y sé que al final venceremos porque tenemos la razón y el optimismo como armas y porque la única forma de cambiar las cosas es la lucha, la constancia y la perseverancia nacida de nuestra inteligencia.

Finalmente, La Historia nos ha absuelto y nos ha dado la razón.


miércoles, 6 de agosto de 2014

EL CAMBIO DE POSE DEL PSOE

La elección de Pedro Sánchez como nuevo secretario general del PSOE es el cuento de nunca acabar. el apoyo del dirigente socialista a la monarquía representa la misma línea de su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vieja guardia del partido. El discurso del nuevo secretario general del PSOE no trae consigo la esperada "renovación" con la que contaban las bases y varios dirigentes socialistas. La esperada renovación del partido parece haberse convertido en papel mojado: con un discurso poco convincente, repitiendo las viejas consignas de siempre, silenciando a cualquier militante que se atreva a alzar la voz reclamando una posición republicana o realizando una ligera crítica al papel de la corona, los socialistas se han bañado en la aguas del Jordán de la renovación con el fin de purificarse ante la opinión pública y sus votantes. Sin embargo, hace falta más que un lavado de cara para recuperar la credibilidad. Decía Allende que los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla. Y esa el condenación del PSOE: sin un discurso claro, rompedor y crítico su voz parece apagarse en su electorado quien ve nuevas oportunidades en partidos como UPyD, demostrando así la distancia entre la ejecutiva y sus bases. En momentos de crisis la ambigüedad nunca es buena compañera de viaje y la política implica, necesariamente, tomar partido a favor de una u otra idea o posición. Posiblemente cuando el PSOE sepa cuál es el sendero que debe recorrer, recuperará su posición hegemónica en el campo de la "izquierda". Mientras tanto, estará condenado a vagar por el desierto de la democracia buscando un nuevo maná de votantes que ignoren su pasado.



FUE EN ESPAÑA DONDE MI GENERACIÓN APRENDIÓ QUE UNO PUEDE TENER RAZÓN Y SER DERROTADO

Perdimos a pesar de portar como arma la razón
frente a la fuerza bruta y la barbarie del fascismo y sus aliados
fuimos vencidos y derrotados
pero a pesar de todo nunca convencerán

Tres años de cruel guerra dieron paso a una dictadura atroz
que dejó marcada a los republicanos, cautivos y desarmados
exiliados, perseguidos, humillados, vencidos, maltratados
pero a pesar de todo la Historia nos absolverá

En un país marcado por la amnesia y el olvido
y los muros de silencio y censura
donde sigue amparada la represión y la tortura
donde los disidentes siguen siendo perseguidos

alzamos la voz para gritar de nuevo: Nada ni Nadie ha sido olvidado
vencieron porque tienen las armas y la fuerza de la represión
pero nunca convencerán porque les falta la cultura y la razón
para borrar de nuestra memoria los hechos del pasado

martes, 5 de agosto de 2014

PÉTALOS ROJOS QUE RECORREN EL TIEMPO


Siempre estáis en mi recuerdo, compañeras
de la Juventud Socialista Unificada
puño en alto os recuerdo, camaradas
flores rojas de la primavera

pétalos que recorren el tiempo
pétalos que no cayeron en el olvido
pétalos de un pasado perdido
pétalos que vuelan con el viento

Marchitadas por el silencio y la dictadura
fusiladas a escasos metros de las fosas que las cobijaron
fusiladas por defender los ideales por los que lucharon
fusiladas por intentar cambiar un mundo sumergido en la locura

Carmen, Blanca, Martina
Julia, Avelina, Pilar
Elena, Virtudes,Ana
Luisa, Victoria, Dionisia y Joaquina

Vuestros nombres no caerán en el olvido
Vuestros ideales y vuestro ejemplo
perdurarán en la memoria y en el tiempo
recordando que no todo está perdido




sábado, 2 de agosto de 2014

TANIA LA GUERRILLERA


Una revista me dijo tu nombre
camarada, revolucionaria y compañera
Tamara Bunke, Tania Guerrillera
compañera del Nuevo Hombre

Una foto ilustró mis sentimientos revolucionarios
empuñando el fusil y la pluma
escribiendo versos contra los reaccionarios
soñando que fueron un puñal
que provoca olas de espuma
y arrecifes de coral

Tu sonrisa, mezcla de generosidad y derroche,
ilumina cada una de mis noches,
Tania, Tamara Bunke, Guerrillera
siempre empuñando el fusil, compañera

Insumisa, nunca devota
siempre rebelde incluso en la derrota
siempre revolucionaria y guerrillera
siempre camarada y compañera