¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Nacido el 4 de Julio (Oliver Stone, 1989)

Oliver Stone siempre ha sido un director marcado por la crítica política y los hechos históricos de su país. Además de en esta película también mostró la guerra de Vietnam en Platoon (1986) y El cielo y la tierra (Heaven & Earth, 1993) y hechos históricos como el asesinato de Kennedy en JFK (1991) o el ataque a las torres gemelas en World Trade Center (2003).

ESTADOS UNIDOS Y LA GUERRA DE VIETNAM

La Guerra de Vietnam fue el último conflicto bélico donde el ejército estadounidense permitió total libertad de prensa: sin embargo, esa libertad de la que gozaban los periodistas se convirtió en un problema para los políticos, que habían vendido la guerra como una cruzada contra el comunismo, cuando la opinión pública estadounidenseobservaba que la guerra de verdad poco tenía que ver con heroicidades y mucho con la peor de las miserias humanas: a diferencia de las guerras actuales, las cuales se han convertido en un elemento propagandístico más de los Estados Unidos ( las dos Guerras del Golfo, la invasión en Libia…), Despachos de Guerra humaniza un conflicto, transmitiendo las verdades de los soldados, la situación en el frente de batalla, dotando a la obra de verosimilitud, verosimilitud que ha desaparecido con la cobertura mediática de las actuales guerras, en las que se observa la doble moral del lenguaje bautizando como “guerras humanitarias” a invasiones de la OTAN o Estados Unidos o utilizando la palabra “pacificación de los conflictos”, palabra que siempre ha sido la máscara de las guerras imperialistas.
En Vietnam, los militares dejaron manos libres a la prensa, como había ocurrido en aquel período entre 1865 y 1914, hasta la Primera Guerra Mundial, conocido como la edad de oro del corresponsal de guerra. Con la Segunda Guerra Mundial llegarían la estrecha censura y el alejamiento del periodista de los frentes. Pero esa niebla se levantaría en Vietnam y tanta libertad pasó su factura: Podía dejarte que siguieras pensando que todos nosotros éramos valerosos, ingeniosos, apuestos y vagamente trágicos, que éramos una especie de grupo sin igual, un comando supercojonudo, los Peligrosos Chi, amantes del peligro, sabios y sensibles. Podría haberlo utilizado yo mismo, la película habría sido mucho más vistosa, pero habría que aclarar bien lo que significaba este “nosotros”.
Michael Herr cuenta en su libro que los soldados hablaban de lo poco que les gustaba la “película” de Vietnam. Criados en una cultura de cine y televisión, machacados durante años por películas bélicas, algunos de ellos, aun después de las primeras escaramuzas, se lo montaban de tal manera que actuaban ante las cámaras. Hasta el propio Herr reconoce que en sus primeros combates no se sintió especialmente mal. Era las mismas cosas que había visto en televisión, trasladadas a otro medio. Luego se dio cuenta que había escenas sin cortes ni montajes, y que los muertos no eran actores.


LA GUERRA DE VIETNAM Y EL CINE

Durante el conflicto entre Estados Unidos y Vietnam, en la década de los 70, periodistas, cronistas y fotógrafos fueron enviados a cubrir los hechos de la guerra con la intención de informar lo que ocurrió durante el conflicto. Lo que hoy conocemos de ese período es gracias a ellos y a las icónicas fotografías en la que captaron la tragedia. Así como las historias que el cine representó en la gran pantalla para mostrarle al mundo los horrores de estos acontecimientos. 

La Guerra de Vietnam fue con toda seguridad el acontecimiento más traumático de la joven historia de los Estados Unidos de América, exceptuando la Guerra Civil acaecida en la segunda mitad del siglo XIX.

La Guerra de Vietnam es sin duda un acontecimiento clave para entender la segunda mitad del siglo XX y la Guerra Fría; pero también la percepción de la guerra en la sociedad e incluso las técnicas utilizadas por los ejércitos, porque, si cambiamos la jungla por el desierto, conflictos como el de Afganistán, con un enemigo confuso y casi invisible, nos recuerdan aquellos años en los que los soldados norteamericanos se perdían entre la maleza sin saber de dónde saldría el disparo fatal. 

La guerra de Vietnam fue un conflicto sin precedentes que, por las implicaciones políticas de su desarrollo, involucró a todo el mundo. Sus consecuencias van más allá de las puramente bélicas —varios millones de muertos—, y tuvo un impacto significativo en las economías de los países participantes, en el medioambiente e incluso en temas sociales, provocando protestas y movimientos pacifistas en diferentes territorios. En este post te hemos explicado cuáles son algunas de las consecuencias de la guerra de Vietnam para que puedas valorar el alcance de este conflicto, que se recuerda como uno de los más importantes del siglo XX y que afectó a una gran parte de la sociedad de la zona, sobre todo a civiles que perdieron la vida o que tuvieron que desplazarse dentro de su país o fuera de sus fronteras para buscar una oportunidad mejor.

Estos son algunos datos de interés:
  • Se calcula que en la contienda murieron casi 1.200.000 soldados de Estados Unidos, Vietnam y también de otros países como Corea del Sur.
  • Además, perdieron la vida muchos civiles. Se estima que podrían haber muerto de 2 a 6 millones de personas en total durante los 20 años que duró el conflicto.
  • Más de un millón de personas huyeron de Vietnam del Sur entre 1975 y 1989.
  • El antiguo Vietnam del Norte perdió el 70% de su infraestructura industrial y de transportes, 3.000 escuelas, 15 centros universitarios y 10 hospitales.
  • En Estados Unidos se dio el denominado síndrome de Vietnam, por el cual el país perdió su espíritu de nación unida y vencedora.
  • Miles de soldados sufrieron graves secuelas y quedaron parapléjicos, con discapacidades o con serios trastornos mentales a causa de esta guerra.
  • Estados Unidos usó un agente naranja herbicida para devastar grandes extensiones de selva, por lo que el impacto en el medioambiente fue enorme.
  • Este agente naranja afectó a la salud de la población local y de los soldados de ambos bandos, que padecieron graves efectos secundarios.
  • Existe una gran extensión de zonas minadas, lo que afecta negativamente a la agricultura del país y, por lo tanto, a su economía.
  • Está considerado el primer conflicto televisado de la historia, pues se le dio mucha importancia en todos los medios de comunicación
LA GUERRA Y EL CAPITALISMO

Vivimos rodeados de violencia y de conflictos. Nuestra propia existencia es un conflicto ( aunque no sea armado). Sin embargo como comunista y humanista, no puedo defender las guerras porque siempre son por los mismos motivos. económicos, hegemónicos y egoístas. La amnesia colectiva que sufre la sociedad nos hace olvidar miles de conflictos que ocurren el mundo que parecen distantes gracias a los Medios de comunicación, quienes lo han convertido en un mero espectáculo deshumanizando al hombre y sembrando la indiferencia mientras el silencio imperante de la sociedad se convierte en un cómplice de estas matanzas.

A día de hoy, existen miles de conflictos olvidados y de justificaciones militares donde acudimos a una comedia donde el lenguaje ha sido pervertido a un extremo tal que distinguen con cinismo entre "guerras justas" e incluso "humanitarias" a las intervenciones de la OTAN en Libia, en Kosovo, en Ucrania o en Siria y califican de terrorismo a las guerras de los pobres, a la do los oprimidos como el caso de la guerrilla naxalita en la India.

La propia guerra es una actividad económica, ordinario de la vida. Requiere grandes inversiones, mucha fuerza de trabajo, industrias de vanguardia, financiación a largo plazo… La guerra no se improvisa, sino que necesita una planificación milimetrada que implica gestión económica especializada y recursos materiales tan gigantescos como firme sea la voluntad de victoria.

La guerra constituye un derrame permanente, una fuga de recursos hacia la destrucción –que es lo que en sí mismo significa- que dejan de ir a los destinos que tienen que ver con las auténticas necesidades humanas.

La guerra tiene costes explícitos que están vinculados a la destrucción, a la obtención del armamento y de todo lo que es necesario para llevarla a cabo y también derivados de las nuevas condiciones productivas que genera. Pero actualmente la naturaleza de la guerra ha cambiado y, por tanto, también cambian las relaciones entre ella y la economía.

OLIVER STONE Y LA GUERRA DE VIETNAM

En esta nueva vertiente, pretendía retratar el horror con la claridad de un documental y, al mismo tiempo, se sugería que la errónea concepción de los Estados Unidos respecto a su intervención se encuentra intrínsecamente relacionada con su derrota. «Nacido el 4 de julio» sigue esta línea al igual que otros títulos como «La chaqueta metálica» (Full metal jacket, 1987), de Stanley Kubrick, o «La colina de la hamburguesa» (Hamburger hill, 1987), de John Irvin.

Oliver Stone creó en 1989 una de las más sugestivas e inquietantes reflexiones sobre la guerra y sus secuelas. Nacido el 4 de Julio - 90% se mostró como una pulsión colectiva de una generación ya inquieta y dudosa por sus convenciones nacionalistas. Con una fuerte crítica política y poniendo de relieve el maltrato que sufren los veteranos de guerra. Además, la película le significó a Tom Cruise la oportunidad de demostrar su verdadero rango actoral más allá de su galanura. Co-escrita por el por el propio Ron Kovic quien compartió parte de sus vivencias en el guión, y ambientada en los vísperas de la gran fiesta nacional de Estados Unidos, Nacido el 4 de Julio gira en torno a Kovic (Cruise), un ex soldado que sufrirá las consecuencias físicas y emocionales de guerra de Vietnam lo que lo convertirá en un aguerrido activista anti-guerra y defensor de los derechos humanos una vez que se siente traicionado por el país por el cual luchó.


DIÁLOGO DE LA PELÍCULA

-¿Qué ocurre? ¿estás borracho otra vez?
-Hola mamá
-¡Estás borracho! Gary, nuestro hijo es un alcohólico...deja eso..¡quieres dejar eso! ¡dámelo! ¡tendrás que irte de esta casa!.
-Crees en esto ¿verdad mama?
-¡Aquí no te quiero!
-Tú crees en esto pero yo no. ¡He dejado de creer en Dios! ¡Él solo tuvo que pasar tres días de agonía, yo tengo que cargar con esto el resto de mi vida! ¡Ojalá estuviera muerto como Él!
-¡No sabes lo que dices!
-La cuestión es que no estoy muerto, estoy condenado a vivir. ¿He de vivir atado a esta silla para que os acordéis de Vietnam? ¡No queréis saber nada, os negáis a verlo, nos tenéis ocultos y queréis escondernos porque todo es una mierda! ¡He sido un maldito imbécil!
-No hace caso ni me escucha...
-Ronnie por favor haz lo que te dice tu madre... en esta casa no queremos borrachos...
-Creí todo lo que me decíais...¡Ve a luchar!¡Ve a matar!¡Soy sargento de los marines!¡Pelotón izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda, derecha! ¡ar! ¡Un atajo de mentiras!¡MENTIRAS!
-¡Basta ya! métete en la cama hasta que se te pase. Pero ¿qué es lo que te han echo en esa guerra? ¿qué te ha ocurrido? necesitas ayuda Ronnie...
-¡Tú eres quien la necesita! ¡tú y tu Dios con tus malditos sueños de grandeza!¡Te avergüenzas de mí!
-...no Tommy, hijos, iros a dormir...vamos iros a la cama...
-¡Que te jodan!
-¡No le hables así a tu madre!
-¿Qué es lo que has dicho? ¿cómo te atreves a decirme eso?
-¡JODEOS!
-¿Quieres que se enteren los vecinos?
-¡Que se enteren! ¡Contádselo todo! ¡Contádselo! A los Cusack, a los Camalleti, a los Wallz...contádselo a todos, contadles lo que me han echo...
-¡Van a llamar a la policía!
-...lo que le han echo a este pueblo, a todo el país....
-¡Cállate o llamarán a la policía!
-Nos enviaron a Vietnam para matar comunistas...¡matamos mujeres y niños!
-No has matado mujeres y niños ¡¡¿¿qué dices??!!
-La iglesia siempre nos dijo que el comunismo era peor que el demonio...
-Eso era lo que decían
-...dijeron que debíamos ir...
-¡Si!¡Eso fue lo que nos dijeron!
-...también dice no matarás, mama...¡no matarás a mujeres y a niños! ¡no matarás! ¿lo recuerdas?
-¡Basta!
-¿No fue eso lo que nos enseñaste? Nos lo enseñaron a todos....
-¡Basta ya! ¡No quiero verte en esta casa! ¡Sal inmediatamente!
-Ron déjalo ya...has dicho lo que querías, ¡déjalo ya!
-¡No! ¡no he terminado todavía! ¡díselo tú papá! ¡allí siguen exterminando gente!
-¡Yo no te obligué a ir!
-¡Sí que me obligaste! ¡Claro que me obligaste! ¡Todo se ha ido al infierno! ¡King, Kennedy, Einstein! ¡Todos hemos perdido esta puta guerra!
-¿No dirás que es por mi culpa?
-El maldito comunismo ha ganado, no sirvió de nada...
-Eso no es cierto Ronnie...
-Maldita sea, tú que sabes...dios...¡díselo tú papá! ¡díselo! ¡Nos engañaron! todo a sido mentira...no existe Dios, está tan muerto como mis piernas, como tampoco existe la patria...no hay nada...solo yo atado a esta puta silla de ruedas...para siempre...estoy solo con este pene muerto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario